Jueves 18.04.2019
Clases particulares online

La evolución de la enseñanza

Cómo afecta internet a las clases particulares

 

Cuando se piensa en clases particulares automáticamente acude una imagen a la cabeza, un desconocido acude a casa para enseñar al alumno. Pues eso ha cambiado, con la llegada de internet no es necesario abrir la puerta de casa y depositar la confianza en un extraño, porque ahora existen las clases particulares vía online, con todas las ventajas de las clases particulares tradicionales y sin los inconvenientes de las clases presenciales.

Encontrar profesores particulares en España es muy fácil, sólo hay que elegir la materia que se quiere aprender, ya sea una asignatura concreta del colegio, universidad o titulación; una actividad como pasatiempo o afición; o simplemente ayuda con los deberes y apoyo escolar. También se puede buscar las clases particulares online según el nivel del alumno o según la ciudad de residencia, ya que el sistema de clases particulares presenciales sigue vigente, con la ventaja que supone el conocer antes a los profesores vía internet.

La razón por la cual recibir clases particulares también ha cambiado, tradicionalmente las han recibido los estudiantes que no pueden seguir el ritmo de sus compañeros de clase y necesitan un refuerzo extra para llegar a aprobar la asignatura. Hoy en día, aunque sigue siendo el principal motivo por el que recibir este tipo de apoyo, cada vez son más las personas que reciben clases particulares simplemente por el gusto y curiosidad que despierta aprender nuevas habilidades o mejorar las ya adquiridas. Aprender un idioma nuevo, a bailar, a tocar un instrumento musical o a hacer yoga son solamente unos ejemplos.

La rápida evolución de las nuevas tecnologías han otorgado protagonismo a las clases particulares ya que hay materias nuevas en los colegios que antes no se impartían y los padres no pueden apoyar a sus hijos en estos ámbitos. También hay muchas personas que deciden aprender sobre nuevas tecnologías, como por ejemplo marketing o redes sociales, porque les resulta materias claves para poder seguir realizando sus trabajos.

Lo bueno de las clases particulares es que son personalizadas, el profesor no se centra en muchos alumnos a la vez como ocurre en las clases tradicionales, así que la evolución y desarrollo del alumno es mucho mejor. El horario es más flexible y es más factible que el profesor se adapte a las exigencias, necesidades y nivel del alumno. Si surge algún tipo de duda es mucho más sencillo resolverla.

Las clases se pueden recibir en cualquier lugar, es lógico que lo principal y lo más habitual sea recibirlas en casa, pero si el alumno se encuentra de viaje o fuera de casa por algún otro motivo, no es impedimento para no seguir aprendiendo siempre y cuando se tenga un dispositivo portátil, ya sea un ordenador, tablet o móvil. Así, por lo general, el alumno estará en un entorno íntimo, tranquilo y cómodo, evitando tener que desplazarse para ir a clase.

A veces aprender una nueva materia o habilidad (o reforzar los conocimientos ya obtenidos) es un proceso difícil y tedioso, pero con un profesor particular se puede convertir en algo sumamente gratificante, e incluso divertido y ameno, pues éste proporciona consejos y trucos para mejorar el aprendizaje. Y qué duda cabe que al mejorar los resultados también aumenta la motivación y las ganas de seguir aprendiendo.

Pero no hay que olvidarse del otro punto de vista, el de los profesores. La aparición de las clases particulares online ha obligado a los profesores a reinventarse y mejorar sus aptitudes aunque también ha otorgado una mayor comodidad a la hora de enseñar.

A parte del beneficio personal que supone ayudar a otras personas y de la gratificación que ello conlleva, también se refuerzan los conocimientos al estar contínuamente enseñando e intentando mejorar la manera de hacerlo, además obliga a estar al día de los últimos avances y mejoras en la materia que se imparte. Obviamente existe el beneficio puramente pragmático que se traduce en una mejora económica considerable y un complemento perfecto en el currículum vitae. El hecho de que las clases se den vía internet provoca una mayor visibilidad, es decir, el profesor es visible para un mayor número de personas y puede tener mayor número de alumnos. También la comodidad que supone enseñar desde casa, sin necesidad de tener que desplazarse, es algo a tener muy en cuenta.

Lo más recomendable para dar clases particulares online, tanto para un alumno como para un profesor, es hacerlo mediante una página web institucional de amplia experiencia en la enseñanza. Como profesor es muy difícil anunciarse como particular y como alumno no es muy fiable porque no ofrece garantías de aprendizaje.

Comentarios