sábado 29.02.2020

Una exposición y una placa recordarán a Gregorio Ordóñez en Donostia

La inauguración de la exposición "Gregorio Ordóñez. La vida posible" el próximo jueves y la colocación de una placa conmemorativa dos días después en San Sebastián constituyen los hitos principales de la conmemoración del 25 aniversario del asesinato del edil donostiarra y presidente del PP de Gipuzkoa a manos de ETA

Una exposición y una placa recordarán a Gregorio Ordóñez en Donostia

La exposición, que se abrirá el día 23 -fecha en la que se cumplen los 25 años del asesinato- en el Palacio Miramar, reunirá recuerdos y referencias que describen la vida, pensamiento y trayectoria política del carismático político del PP.

Fotografías, objetos personales y material audiovisual conforman la muestra, a cuya inauguración está prevista la asistencia del presidente del PP, Pablo Casado, y del expresidente del Gobierno José María Aznar y su esposa, la excalcaldesa de Madrid Ana Botella, miembros los dos del patronato de la Fundación Gregorio Ordóñez.

La organización también espera la presencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, y de representantes del Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación de Gipuzkoa. Igualmente, se ha cursado invitación al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien no podrá acudir, pero sí lo hará la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, según fuentes de la Fundación.

La exposición, comisariada por María Jiménez, ha sido diseñada por el museógrafo Enrique Bonet, mientras que el cineasta Iñaki Arteta ha dirigido la producción audiovisual que contiene la muestra.

La viuda de Gregorio Ordóñez y presidenta de la fundación, Ana Iríbar, ha comentado, en declaraciones que se le ocurrió la idea de organizar una exposición al contemplar en Madrid una muestra monográfica de su poeta favorito, León Felipe, tras lo que se puso en contacto con el museógrafo que la creó con la idea de diseñar una en recuerdo de su marido.

Iríbar está satisfecha con el apoyo institucional recibido para financiar la muestra, que cuenta con ayuda de los gobiernos nacional y vasco, la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de San Sebastián, además de "muchas empresas privadas".

En el proyecto han colaborado asimismo "muchas personas a título personal", que han buscado objetos, recuerdos y referencias de Gregorio Ordóñez, así como numerosos medios de comunicación que han puesto a disposición de la Fundación imágenes, entrevistas y fotografías relacionadas con el expresidente del PP guipuzcoano.

"Todo el mundo ha entendido que es el momento de recordar quién fue Gregorio, qué hizo, por qué y para qué lo hizo, en qué circunstancias desarrolló su labor pública y política y, especialmente, para qué ha servido o qué conclusiones sacamos del atentado contra Gregorio Ordóñez", ha explicado su viuda.

Dos días después de la inauguración de la muestra, el 25 de enero, el Ayuntamiento de San Sebastián colocará una placa de recuerdo a Ordóñez en la calle 31 de agosto de la Parte Vieja donostiarra, junto al restaurante "La Cepa", en el que comía el dirigente popular cuando un terrorista de ETA acabó con su vida de un disparo.

La jornada se iniciará a las 10.00 horas en el cementerio de Polloe, junto a la tumba de Ordóñez, donde se le recordará como cada año desde su asesinato.

Posteriormente, familiares y amigos del político popular acudirán al Ayuntamiento y desde allí realizarán, simbólicamente, el mismo recorrido que Gregorio Ordóñez caminó por última vez el 23 de enero de 1995, desde la casa consistorial, en la que trabajaba como teniente de alcalde, hasta "La Cepa", junto al que se colocará la placa.

Este acto se enmarca en el plan del Ayuntamiento de San Sebastián de colocar placas conmemorativas en los lugares en los que ETA y otros grupos asesinaron a sus víctimas, en los casos en los que las familias acceden a ello.

Se trata de la segunda vez que se instalan estas placas, después de las que se colocaron el pasado año en la avenida de la Libertad en memoria de quien fue presidente de la Diputación de Gipuzkoa, Juan María Araluce, padre de Maite Araluce, presidenta de la AVT, así como de su chófer y de sus tres escoltas, acribillados a tiros por ETA en 1976. 

loading...
Comentarios