lunes 18.11.2019
SUS VECINOS SE QUEJAN

Ángel Garó, enfrentado a la policía desnudo y desde su balcón

Se acusa al humorista de haber agredido a su pareja y, posteriormente, haber sido detenido cuando trataba de marcharse de la ciudad en que reside, Málaga, para viajar a Madrid

Ángel Garó. | Imagen de archivo
Ángel Garó. | Imagen de archivo

Los problemas crecen para Ángel Garó. La semana pasada el humorista fue acusado de haber agredido a su pareja y de haberle roto dos costillas, para posteriormente ser detenido cuando intentaba huir de la ciudad en la que reside, Málaga, y viajar hasta Madrid. En un principio Garó lo negó todo, hasta que el hombre que le acusa de maltrato sea su pareja, pero finalmente admitió que llevaba dos años saliendo con él, aunque continúa diciendo que es mentira que fuera él la persona que le había causado la fisura en las costillas.

A este hecho se le uno otro un tanto escabroso, que se emitió este miércoles en el programa 'Sálvame'. Se trata de un vídeo grabado hace un año, en el que el andaluz increpa a la policía desde el balcón de su casa, sin (aparentemente) nada de ropa. Todo comenzó cuando Garó estaba dormido, y un camión de la basura le despertó al pasar por debajo de su casa. Este hecho parece que molestó muchísimo al susodicho, que decidió poner música a todo volumen en actitud de protesta, algo de lo que sus vecinos se quejaron.

garo-desnudo

Aún así, fue él mismo el que alertó a la policía, con intención de denunciar al equipo de limpieza de la ciudad: "Cogedles la documentación a estos señores. Ellos son mis empleados que para eso pago 2.800 euros de IBI", gritó a los agentes desde su balcón. La policía le informó de que tenía que bajar para formalizar la denuncia, algo que no le hizo demasiada gracia:“No voy a bajar. A mí se me pagan para verme. Me he puesto una camisa para hablar con ustedes, pero no me pidan que baje. No os voy a dar ese gusto”, dijo el artista.

A partir de ese momento, comenzó a meterse con el trabajo de la policía: “Pedid los papeles al moro de la esquina. Vaya usted al árabe de la esquina y piense en los 2.800 euros que pago”, continúa. “Vivo en el centro de Málaga y a esas horas de la noche no quiero ningún escándalo. Es cierto que yo estaba en la cama y salí diciendo 'por Dios, ya está bien, esto no puede ser'. No voy a decir nada más. Me merezco un respeto”, dejó claro Garó, que no está nada contento con que este vídeo haya salido a la luz.

Comentarios