viernes 27/5/22

¿Tienes problemas familiares de toda índole y las soluciones que has buscado no han funcionado? Puede ser momento entonces de recurrir a la terapia familiar. En efecto, veamos de qué se trata esta disciplina, y qué tipo de respuestas puede ofrecerte.

¿Por qué es importante la terapia familiar?

En primer lugar, la terapia familiar cobra relevancia cuando se trata de buscar la respuesta a un conflicto entre allegados que se encuentra latente. Puede tratarse de un inconveniente concreto, de una tensión general en la relación, o de ciertos problemas de comunicación que son mucho más habituales de lo que la mayoría cree. Incluso, si sólo uno de los miembros de la familia está pasando un mal momento, este tipo de terapias podría ser de ayuda.

Sin importar cuál sea tu caso, tienes que saber que la terapia familiar no consiste en buscar el culpable o los culpables de una mala relación. Por el contrario, se trata de trabajar sobre el sistema familiar y su funcionamiento para encontrar las claves que permitan que cada uno de los integrantes del núcleo pueda transformarse en el eslabón de una pieza superior. El objetivo es que la existencia de cada integrante de la familia sea de una influencia positiva para los demás.

En primera instancia, una persona que ha realizado un Máster Terapia Familiar, se encarga de analizar los procesos de convivencia de sus pacientes. Debe escuchar las demandas y sensaciones de cada una de las personas que forman parte de la familia. A partir de ello, se tiene que realizar un diagnóstico de la situación en general, intentando producir cambios positivos en la conformación de la familia y su comunicación interna.

¿Qué características tiene una familia funcional?

Si partimos de la base de que la terapia familiar intenta transformar cualquier grupo de personas cercanas en una familia funcional, debemos determinar ciertas características que permitan reconocer fácilmente una familia funcional:

  • Una comunicación directa, fluida. Todos los miembros de la familia se sienten libres de expresar sus sentimientos y emociones sin temor a ser rechazados, castigados o ignorados por ellos.
  • Existen normas de convivencia marcadas que, sin embargo, eventualmente podrían ser modificadas con la anuencia de todos los miembros de la familia.
  • Se fomenta el desarrollo de cada una de las personas que forman parte del núcleo familiar, y se respetan las diferentes opiniones que pudieran surgir respecto a cualquier temática o situación.

Estudios de posgrado

¿Cuándo realizar terapia familiar?

Si estás evaluando la posibilidad de comenzar un proceso de terapia familiar, debes saber que usualmente, las personas buscan ayuda especializada cuando consideran que la familia atraviesa un conflicto que no puede resolver por sus propios medios, y que además está dañando, de forma irreversible, las relaciones entre los miembros del grupo. Este es el momento de actuar.

Sin embargo, muchas veces los especialistas consideran que existen pequeñas alarmas que bien deberíamos tener en cuenta antes de que realizar un tratamiento de terapia familiar sea no sólo la única alternativa, sino también, una probablemente no tan eficiente. Algunas de estas alarmas o primeros síntomas a considerar, son los siguientes:

  • Problemas de comunicación o convivencia en general
  • Niños con problemas de conducta
  • Adolescentes con problemas de conducta
  • Adicciones de uno o más miembros de la familia
  • Problemas psicológicos de uno o más miembros de la familia
  • Situaciones de separación o divorcio de los padres
  • Discrepancias educativas o morales de los padres
  • Acontecimientos específicos que podrían ser estresantes para los familiares de forma individual o colectiva, como la muerte de un ser querido

¿Cuál es la mejor terapia familiar?

Eso dependerá de cada caso exclusivamente, pero hay ciertos objetivos que son comunes a todas las terapias familiares. Si esos objetivos se cumplen, podemos decir que estamos en presencia de un tratamiento que ha sido ejecutado correctamente. Algunos de los resultados que pueden esperarse de una terapia familiar tienen que ver con los siguientes:

  • Mejora en la comunicación familiar en general
  • Establecer tácticas de gestión de conflictos internos de la familia
  • Desarrollar la capacidad individual de cada integrante de la familia para obtener acuerdos
  • Generar un clima de confianza y apoyo entre los miembros de la familia
  • Superar situaciones conflictivas concretas en momentos determinados

Máster en terapia familiar sistémica a distancia, una herramienta de estudio

En estos tiempos, son muchas las instituciones educativas y universidades que se encargan de impartir diferentes formaciones en terapia familiar y disciplinas semejantes, incluso muchas de ellas con propuestas a distancia para los interesados. Estudiar terapia familiar online es mucho más sencillo que antes, y sólo debes buscar entre las organizaciones que te brinden estas soluciones para seleccionar una de ellas, y comenzar a desarrollarte en este apasionante campo.

Terapia familiar, una nueva forma de mejorar nuestras relaciones
Comentarios