Sábado 18.08.2018

¿Sabes qué tipo de collar elegir para tu compañero canino?

No todas las razas de perros son iguales y por lo tanto necesitan cosas como pienso, collares, comederos, correas, y un sin fin de artículos mas específicos para cada animal.

perros
perros

Una de las primeras cosas que debe hacer una persona que ha decidido adoptar un perro, es preparar su hogar para la llegada de su nuevo compañero peludo, además de comprar todo lo que sea necesario para su correcto cuidado.

Una vez adoptado, es fundamental acudir al veterinario para ponerle las vacunas correspondientes, y también para hacerle una revisión completa para verificar su salud. Además, este también le proporcionará al usuario información de gran utilidad acerca de cómo cuidar a su nuevo amigo.

Posteriormente, habrá que comenzar con su educación. De este modo el individuo podrá enseñarle a hacer sus necesidades fuera de casa, entre otras muchas cosas. Para conseguirlo es necesario escoger un collar adecuado, por lo que a continuación se hace una breve mención a los distintos tipos de collares para perros que se pueden encontrar en el mercado.

Usos del collar estándar

Este tipo de collares pueden ser de cuero o nylon. Suelen disponer de un cierre con hebilla o de un enganche de plástico muy resistente. Además, tienen un sistema de autoajuste, lo cual es de gran utilidad para que el collar se adapte al cuello del perro.

A la hora de colocar el collar estándar, el individuo debe tener presente que siempre tiene que dejar un pequeño espacio entre el cuello de su mascota y el collar, el cual debe ser aproximadamente de un dedo de ancho, ya que si queda muy ajustado, el perro corre el peligro de ahogarse, y si por el contrario queda muy suelto, este podría deshacerse muy fácilmente de él.

Se recomienda el uso de este tipo de collares para las diferentes razas de perros pequeñas, ya que son tremendamente útiles a la hora de que el individuo saque de paseo o entrene a su pequeño amigo.

El collar de semiahorque: ideal para los profesionales

El collar de semiahorque está fabricado en nylon u otros materiales metálicos. Este tipo de collares pueden ser de gran utilidad para corregir malas conductas del perro, ya que cuando este tire de la correa con fuerza, el collar se cerrará un poco, causándole un estímulo negativo.

El collar de semiahorque debe ajustarse de la manera correcta para no provocarle ningún daño a la mascota, por lo que se recomienda que sea utilizado por los entrenadores profesionales en adiestramiento y no por personas sin ningún tipo de experiencia.

Si el collar queda demasiado apretado, podría causarle graves daños al perro, y si queda demasiado suelto, no cumplirá su función, convirtiéndose por lo tanto en un collar estándar.

Los collares de semiahorque son recomendables para perros de tamaño mediano, aunque también pueden ser útiles para perros de razas grandes, siempre que no posean demasiada fuerza.

Evita el uso del collar de ahorque

Esta clase de collares disponen de una cadena de metal, así como de un anillo en cada uno de sus extremos. La función de este collar es crear presión en el cuello del perro cuando este tira de la correa. La fuerza con la que se ejerce esa presión será la misma que la utilizada por el perro al pegar el tirón.

El uso de estos collares está totalmente desaconsejado para cualquier tipo de raza sin importar su tamaño, con total independencia también de que sean utilizados por profesionales o aficionados, ya que pueden causar daño en la tráquea del perro, así como problemas respiratorios e incluso la estrangulación.

Tampoco utilices el collar de púas

Normalmente están hechos de metal, aunque en ocasiones pueden encontrarse de plástico. Estos collares se componen de una cadena, la cual rodea el cuello del perro. En el interior de la correa hay una serie de púas o pinchos que se encuentran directamente en contacto con su piel.

Su uso también está desaconsejado, ya que las púas presionarán el cuello de la mascota cuando tire de la correa, lo cual puede ocasionarle heridas muy perjudiciales.

El collar de cabeza: idóneo para perros fuertes

Estos collares están fabricados en nylon, siendo muy similares a los bozales. El uso del collar de cabeza no se recomienda en razas de perros pequeñas.

Generalmente, este collar es utilizado en perros que tiran muy fuerte de la correa cuando salen a pasear y que no poseen ningún tipo de entrenamiento.

El arnés: el más popular

Estos collares suelen están fabricados en nylon o en cuero, siendo muy populares entre los veterinarios y los dueños. Este hecho se debe a que no les causa ningún daño a las mascotas.

El arnés se compone de cintas bastante anchas y autoajustables, las cuales le proporcionan comodidad al perro. Además, en el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de arneses, tales como los arneses de trabajo, los arneses antitirones y los arneses de paseo. El individuo solo tendrá que escoger aquel que le sea de más utilidad para el propósito para el cual lo necesita.

Comentarios