martes 7/12/21

El cambio en el estilo de vida que ha traído la pandemia provocada por el COVID-19 ha perjudicado considerablemente la salud psicológica y física de muchas personas. El estrés ha sido uno de los factores que más ha causado secuelas, provocando que para muchos el poder adaptarse a la nueva normalidad que se avecina con la vuelta al colegio y a los puestos de trabajo, provoque cierta incertidumbre e incluso ansiedad.

Para lidiar con estas situaciones, es aconsejable contar con el apoyo de especialistas y psicólogos como los de Clínicas VDS. Estos expertos ayudan a combatir las consecuencias del estrés y recuperar el equilibrio emocional, así como también ofrecen servicios de pruebas PCR en Madrid para recuperar poco a poco la normalidad.

Consecuencias del estrés en la salud

Muchos tienden a atribuir las consecuencias del estrés a otro tipo de enfermedades, cuando en realidad este puede ser el responsable de los dolores de cabeza, insomnio, entre otros malestares. El estrés no solamente es capaz de afectar la salud física, sino que también tiene el potencial de perjudicar los sentimientos, los pensamientos, el temperamento y el comportamiento. A nivel físico, el estrés causa tensión muscular, cefaleas, fatiga, problemas de sueño, malestar estomacal, dolor en el pecho, problemas cardiovasculares y apetito excesivo. Además puede reducir la respuesta inmune, causando que el cuerpo sea propenso a contraer enfermedades como gripe, resfriados o virus, entre otros. Por otro lado, entre las consecuencias psicológicas se cuentan la ansiedad y la depresión, la ira e irritabilidad, problemas de concentración, disminución de las aptitudes cognitivas, falta de motivación, tristeza, inquietud e incluso puede llevar al consumo de sustancias nocivas. Si se tienen estos síntomas, es recomendable ponerse en acción cuanto antes, para evitar daños permanentes.

Secuelas del estrés que afectan la adaptación a la nueva normalidad

La llegada del COVID-19 ha significado un cambio radical al estilo de vida en las sociedades de todo el mundo. El uso de mascarillas, el confinamiento, las situaciones en diferentes ciudades, la pérdida de familiares a causa del virus, entre otros factores, han provocado un giro abrupto en el statu quo, causando una ola de estrés en las personas. Esto ha dejado secuelas e incluso algunos traumas que hacen más difícil la adaptación de las personas al momento de incorporarse próximamente a las escuelas y al trabajo. De hecho, en los Estados Unidos, muchos empresarios han comenzado a pedir a sus empleados un certificado de salud cada cierto tiempo, y en algunos colegios se ha comenzado a pedir a los niños una prueba PCR cada semana.

Los expertos de Clínicas VDS brindan ayuda al respecto. Por medio de sus especialistas médicos y psicólogos profesionales se ofrece apoyo especializado para dejar atrás el estrés y sus secuelas tanto físicas como mentales.


Comentarios