jueves 9/12/21

El sobrepeso y la obesidad son condiciones que pueden afectar la apariencia de las personas y también su salud. Clínicas Be siempre ha reconocido la importancia de luchar contra el sobrepeso para garantizar el bienestar de las personas.

Durante años, ha hecho uso de las últimas técnicas, tratamientos y equipos para la reducción efectiva del peso corporal. Actualmente, entre sus variados procedimientos, la clínica cuenta con un tratamiento llamado método Pose. Esta técnica revolucionaria permite la reducción del estómago sin necesidad de cirugía, ofreciendo resultados igualmente efectivos que los de otros tratamientos, pero de forma más segura.

¿En qué consiste el método Pose?

La Clínica Be es un centro médico líder en unidad de obesidad en toda la zona de Granada. Gran parte de ello se debe a la variedad de tratamientos de última tecnología y técnicas avanzadas que sus especialistas realizan. Entre ellos, se encuentra el método Pose, una técnica segura y no quirúrgica para la reducción de estómago, que por sus características no necesita incisiones y que por lo tanto no deja cicatrices. Sus cirujanos experimentados realizan por vía oral una reducción de estómago que limita su capacidad, aumentando de esta forma el nivel de saciedad del paciente y favoreciendo la pérdida de peso.

El procedimiento, sumado al acompañamiento postoperatorio de los médicos y a los consejos de nutricionistas expertos, hará que la persona pueda comenzar a perder peso desde el primer día, después de someterse a la intervención.

Este método ha demostrado ser sumamente efectivo, permitiendo reducir considerablemente el peso corporal, contribuyendo también a la mejora de la salud general del paciente.

Ventajas de la reducción de estómago mediante el método Pose

Actualmente, el método Pose es uno de los tratamientos más avanzados para combatir la obesidad y el sobrepeso. Es un procedimiento endoscópico que consiste en reducir la cavidad gástrica y que puede ser permanente o temporal, según la evolución de la persona tratada. La intervención tiene una duración de aproximadamente 50 minutos, por lo que en menos de una hora el paciente estará listo para empezar su proceso de pérdida de peso.

Lo más significativo de este tratamiento es que no requiere de cirugía para obtener resultados, por lo que no deja cicatrices y la recuperación es mucho más rápida e indolora. De hecho, el paciente solo sentirá leves molestias que desaparecerán rápidamente, siguiendo las recomendaciones del equipo de especialistas de la clínica. Además, al no tener que realizar incisiones, el riesgo de infección es mínimo.

Por último, el método Pose permite que el paciente no requiera de ingreso hospitalario y pueda hacer su vida normal en apenas 48 horas después de la intervención. Adicionalmente, la Clínica Be, a través de su equipo médico, mantendrá un seguimiento cercano postoperatorio, realizando los controles necesarios a la persona intervenida, midiendo su evolución y guiándolo durante todo el proceso.            


Comentarios