martes 19/10/21

Señales de que debes acudir al oftalmólogo

Los ojos son la base del sentido de la vista, sin ellos no podemos captar la información visual de nuestro entorno. Pero no solo eso, el ojo humano es uno de los órganos más complejos de nuestro cuerpo y merece una atención y cuidados concretos. Las revisiones oftalmológicas son esenciales para poder asegurarnos de que nuestra vista es saludable
ojo

Es cierto que, con el tiempo, cuando nos hacemos mayores, los problemas oculares, empezando por la vista cansada, son comunes. No obstante, esto no significa que no tengamos que acudir a una revisión oftalmológica si somos jóvenes. Todo lo contrario, los jóvenes también presentan complicaciones y enfermedades en los ojos que pueden derivar en problemas mayores, incluso en trasplantes de córnea como en el caso del queratocono. Te mostramos, por tanto, cuáles pueden ser las principales señales para acudir a un especialista, tengamos la edad que tengamos.

Pérdida de visión

Es evidente que este es uno de los síntomas más importantes y que más miedo generan. Podemos perder la vista repentina o gradualmente y de diferentes formas. Lo que está claro es que, en cuanto notemos cualquier alteración visual (falta de nitidez, zonas oscuras, deformación de las imágenes, reducción del campo visual...), deberíamos acudir a un especialista. Hay una gran variedad de afecciones que pueden estar relacionadas con este problema, como la catarata, el glaucoma o la degeneración macular, entre muchas otras. Un diagnóstico precoz es la mejor manera de frenar una merma de visión que, en algunos casos, puede ser irreversible..

Enrojecimiento de los ojos

Unos ojos rojos pueden indicar una simple conjuntivitis que no suele pasar a mayores, así como infecciones y enfermedades oculares potencialmente severas. Si el enrojecimiento continúa o, además, nos encontramos con otros síntomas como visión borrosa, dolor ocular, dolores de cabeza e incluso náuseas y vómitos, sin duda deberíamos acudir a un especialista.

Dolor en los ojos

Un dolor persistente en cualquiera de nuestros ojos puede alertar de la presencia de un cuerpo extraño o lesiones en la córnea, pero también de problemas inflamatorios en distintas partes del ojo. Así, podríamos encontrarnos con casos de escleritis, queratitis uveítis o neuritis óptica.

Cuidado con la miodesopsias

Conocemos las miodesopsias como esas moscas volantes o cuerpos flotantes que aparecen en nuestro campo de visión y se van moviendo por él. Se deben a pequeños grumos que se forman en el líquido gelatinoso que rellena el ojo, el humor vítreo. Si bien es cierto que suelen ser comunes, especialmente con la edad, cuando aparecen repentinamente, aumentan o van unidas  a otros síntomas como destellos de luz, deberíamos descartar problemas mayores como un desprendimiento de retina.

Visión doble

Este síntoma puede estar causado por distintas enfermedades oculares, como un estrabismo, pero también por otros problemas que van más allá de los ojos, como algunos tumores o ictus cerebrales. Por ello, no conviene pasar por alto la visión doble y es importante confirmar el diagnóstico con el oftalmólogo.  

Hipersensibilidad a la luz

Si notamos que nuestros ojos se resienten mucho con la luz, es aconsejable acudir también al especialista; y es que podríamos estar ante un caso de fotofobia asociada a migrañas oculares, enfermedades como las cataratas, uso de lentes de contacto mal ajustadas etc.

Sequedad ocular

Este problema, muy común, puede ser especialmente molesto cuando hablamos de una sequedad extendida en el tiempo o que nos impide estar cómodos en el día a día y realizar nuestras tareas habituales. En estos casos es interesante acudir al oftalmólogo porque podríamos estar ante un síndrome de ojo seco que requiera tratamiento.

Los orzuelos

El orzuelo es una infección. Si bien es cierto que en la mayoría de ocasiones desaparece por sí solo, si persiste o se trata de un problema recurrente, deberíamos ir a nuestro oftalmólogo para drenarlo cuando sea necesario, ver si se asocia a otros problemas como blefaritis y prevenir futuros brotes.

Comentarios