sábado 12/6/21

Fotoperiodistas denuncian la "infantilización" en la cobertura de la pandemia

"Durante las primera semanas, a los fotoperiodistas no nos dejaron entrar ni en hospitales, ni en residencias, ni en cementerios, ni en ningún sitio" ha recordado Santi Palacios, que fue uno de los primeros en acceder a residencias de ancianos

covid

Destacados fotoperiodistas han denunciado la "infantilización" que han hecho los medios de comunicación del drama de la pandemia, durante la presentación este martes del libro "Pandemia. Miradas de una tragedia", en el que han participado 26 fotógrafos latinoamericanos y españoles.

"Este libro se ha llevado a cabo por dos razones -ha señalado el editor Leopoldo Blume-: retratar la pandemia desde miradas diferentes y repartir los beneficios entre las familias de los fotógrafos que han muerto trabajando en esta crisis sanitaria y que ahora se encuentran en una situación de exclusión social".

Leopoldo Blume, coeditor de este libro junto a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ha destacado en el CCCB de Barcelona que las 304 páginas de fotografías de esta publicación "alejan de la mirada fría, marcada por los números, que ha dominado la narración periodística de la pandemia".

Una de las miradas presentes en el libro es la de la fotógrafa Núria López, que ha abordado la pandemia desde las vivencias de las personas con problemas de salud mental.

"Las personas con retos de salud mental han tenido momentos muy duros, pero una consecuencia buena de la pandemia ha sido que ahora se está hablando más de un tema que afecta a una gran parte de la sociedad y que siempre ha estado muy silenciado", ha afirmado.

En la presentación del libro también han estado presentes los fotógrafos Sandra Balsells, Ricardo García Vilanova y Santi Palacios, que han coincidido en denunciar "el apagón informativo" que se sufrió durante la primera ola de la pandemia.

"Durante las primera semanas, a los fotoperiodistas no nos dejaron entrar ni en hospitales, ni en residencias, ni en cementerios, ni en ningún sitio", ha recordado Santi Palacios, que fue uno de los primeros en acceder a residencias de ancianos, acompañando a la ONG Open Arms en su labor humanitaria.

Sandra Balsells ha ido más allá y ha asegurado que el tipo de cobertura que han hecho los medios de comunicación ha abonado el terreno a los negacionistas.

"Es increíble que una pandemia que ha causado miles de muertos se haya retratado con calles vacías y aplausos en los balcones y los periódicos españoles sólo hayan publicado tres fotografías de muertos que, encima, fueron desproporcionadamente polémicas -ha recordado-. Es como si no hubiéramos hechos fotos de muertos durante la Guerra Civil".

Todos los presentes han estado de acuerdo en que los medios de comunicación han "infantilizado" el mensaje, escudándose en el respeto a las víctimas, y que la censura de los gobiernos ha sido peor en Europa que en muchos países de Latinoamérica.

En el libro que se ha presentado este martes en Barcelona han participado grandes nombres de la fotografía internacional, como el peruano Moisés Saman, la venezolana Fabiola Ferrero, el argentino Rodrigo Abd o la española Cristina García Rodero.

En total, 13 fotógrafos y 13 fotógrafas han cedido sus fotografías de forma altruista, coordinados por los reconocidos fotoperiodistas Gervasio Sánchez y Ricardo Garcia Vilanova, en beneficio de las familias de los compañeros muertos.

El libro, que se ha editado en inglés, castellano y en formato electrónico, cuenta con prólogos del director de relaciones culturales y científicas de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Guzmán Palacios Fernández; del editor Leopoldo Blume, de las escritoras Elena Poniatowska e Irene Vallejo, y de los fotoperiodistas Ricardo Garcia Vilanova y Gervasio Sánchez.

 

Comentarios