lunes 30.03.2020

El Ejecutivo apela a la "geometría variable" para gobernar en solitario

El Ejecutivo insiste en su "vocación" de gobernar en solitario tras las elecciones generales y apela a la "geometría variable", es decir, a pactos distintos con varias fuerzas políticas para que salga adelante la investidura y haya una legislatura estable en los próximos cuatro años

El Ejecutivo apela a la "geometría variable" para gobernar en solitario

El equipo de Pedro Sánchez acuña así la expresión que se utilizó durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para defender su intención de seguir al frente de La Moncloa con distintos apoyos y sin necesidad de una coalición, como ya ha venido haciendo, en cualquier caso, desde la moción de censura.

Ha sido la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, quien en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros ha recurrido a la "geometría variable" para defender la posición con la que piensa partir el PSOE para negociar la investidura de Sánchez.

Como ya advirtió ayer el secretario de Organización y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, la negociación no entrará de lleno hasta después de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo.

Pero antes de esa fecha habrá ya otra negociación, la de la Mesa del Congreso, cuyos resultados, como ha reconocido Celaá, darán "algo de orientación" sobre cómo puede discurrir después el diálogo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz en funciones ha lanzado este mediodía más de un mensaje a la oposición.

Por un lado ha recalcado la "inequívoca" victoria socialista, y por otro ha destacado que su partido tiene una "cultura extraordinaria" de llegar a acuerdos y está abierto a hablar "con todos" para explorar "los acuerdos pertinentes".

¿Y qué acuerdos son los pertinentes? Celaá ha advertido de que el Partido Socialista tendrá como partida su propio programa y la acción de Gobierno que ya han llevado a cabo en estos últimos meses y que quieren continuar.

Ha admitido que con Unidas Podemos hay ya una "experiencia transitada de acuerdos" pero no se cierran a otros pactos.

Horas después de que Albert Rivera dejase la puerta abierta a pactar con los socialistas en comunidades y ayuntamientos tras las elecciones de mayo, Celaá ha celebrado que el líder de Ciudadanos hable en "términos más razonables".

"Bienvenido sea", ha añadido la ministra portavoz en funciones, para quien la contienda electoral produce siempre "efectos terapéuticos" sobre los partidos y sus dirigentes.

Celaá ha advertido, no obstante, de que los socialistas "han escuchado la voz de la militancia". Parte de esa militancia gritaba "Con Rivera no" el domingo por la noche en Ferraz tras las elecciones.

En cualquier caso, el propio Rivera ha insistido esta mañana en que su partido no pactará un gobierno con el PSOE ni apoyará la investidura de Sánchez, y ha reiterado que su objetivo es el de liderar una oposición "de Estado".

Rivera, además, ha recordado que quienes votaron el domingo fueron "los españoles, no la CEOE o los bancos", en alusión a las voces que desde el mundo económico apuestan por un pacto PSOE-Cs.

Han sido varias las apreciaciones que se han escuchado desde sectores económicos tras los comicios del domingo.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, apostaba ayer en RNE por un pacto entre socialistas y Ciudadanos y hoy, en declaraciones al diario El Mundo, ha defendido que PP y Cs se abstengan en la investidura y dejen gobernar a Sánchez.

Y desde el Banco Santander, el consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, ha declinado este martes evaluar los resultados de las elecciones generales del pasado domingo, pero ha dicho que les corresponde a los partidos políticos llegar a acuerdos para dar confianza al inversor.

Precisamente, Isabel Celaá subrayaba este mediodía que el "mundo económico" respalda con confianza tanto al Gobierno en funciones como un futuro Ejecutivo socialista.

Para Celaá ha habido "señales importantes" como las que trasladan las empresas del IBEX, que ayer cerró su sesión en verde, o la prima de riesgo -que bajó-, que muestran confianza hacia el futuro Gobierno.

Isabel Celaá ha recordado por otra parte que el Gobierno está en funciones y como tal ha aprobado muy pocos asuntos de relevancia en su reunión de este martes, aunque sí ha habido uno que afecta a Baleares.

Se ha acordado interponer un recurso de inconstitucionalidad por razones competencias contra dos apartados de la ley ambiental de esa comunidad.

Por lo demás, la ministra portavoz en funciones ha felicitado a los españoles por el "ejercicio de responsabilidad demostrado en las urnas" el domingo en una "jornada ejemplar" y ha considerado que el Gobierno ha comprobado la "ilusión y el alivio" que han traído los resultados.

Y en esta jornada en la que el foco postelectoral ha estado puesto en el PP y en su reunión del Comité Ejecutivo Nacional para analizar la debacle del partido, Moncloa ha 'redecorado' la zona de prensa para colgar en sus paredes portadas que muestran la victoria de Pedro Sánchez en las elecciones generales.

Dos portadas, la del diario El Periódico del lunes y la de hoy del francés Liberation, ilustran el 28A.

Pero no son las únicas nuevas que se han colgado: También hay otra del diario El País que recuerda la anterior victoria de Sánchez, en la moción de censura que le llevó a La Moncloa.

Comentarios