martes 25/1/22

Detenidas 40 personas en una operación contra el tráfico de hachís

La Guardia Civil ha detenido a 40 personas e intervenido casi seis toneladas de hachís al desmantelar una organización que introducía grandes cantidades de esta droga en las costas de Málaga y Cádiz

2021-12-07_op.polvora_01

En la denominada operación "Pólvora" se han aprehendido 5.770 kilos de hachís, así como 17.250 cajetillas de tabaco y 25 vehículos, muchos de ellos de gama alta de los que 21 habían sido sustraídos; un dron y 268.000 euros, ha informado este martes la Guardia Civil.

Un juzgado de San Roque autorizó 31 registros en las localidades gaditanas de La Línea, San Roque y Algeciras, así como en Manilva y Málaga capital, en los que participaron 300 agentes.

En uno de los registros se encontró en la mochila escolar de la hija, menor de edad, de uno de los detenidos 50.000 euros en metálico, y debajo del colchón del dormitorio principal otros 150.000 euros, que el titular de la vivienda alegó que eran fruto de sus ahorros.

La operación se inició el pasado abril, cuando la Guardia Civil intervino en una "guardería" 2.675 kilos de hachís, en una actuación en la que fueron detenidas dos personas y se recuperaron seis coches robados.

A partir de ese momento, los guardias civiles fueron conociendo el funcionamiento de la organización, que al igual que otras dedicadas al tráfico de drogas en la comarca gaditana del Campo de Gibraltar, ha cambiado en los últimos tiempos y actualmente se asimilan a empresas subcontratadas dentro de un entramado empresarial.

La red investigada se encargaba de realizar todas las labores relacionadas con la introducción de grandes partidas de hachís que se desarrollan en tierra: la recogida de la droga tras haber sido alijada en la costa, su traslado a las "guarderías" de drogas y su posterior distribución.

La organización desmantelada introducía grandes cantidades de droga y tabaco, hasta seis toneladas de hachís a la semana, según los investigadores.

Comenzaron trabajando sobre todo en la zona de Puente Mayorga, en San Roque (Cádiz) pero ante la presión ejercida por la Guardia Civil se desplazaron a las costas de Málaga, concretamente a Manilva.

La red poseía entorno a una decena de "guarderías" entre San Roque y La Línea de la Concepción, en Cádiz, y Manilva, para la ocultación del hachís y de los vehículos sustraídos.

Para transportar la droga, utilizaban embarcaciones neumáticas de pequeña eslora que un nutrido grupo de personas botaban para transbordar los fardos desde las potentes embarcaciones que cruzan el estrecho de Gibraltar. EFE

Comentarios