miércoles 03.06.2020

Avalancha de iniciativas de PP y Vox por COVID-19 en un Congreso casi parado

El PP y Vox, los dos principales partidos de la oposición han planteado, por separado, desde que se ha iniciado la crisis del coronavirus una ofensiva parlamentaria que se traduce en una avalancha de iniciativas, unas 2.400, sobre esta enfermedad en un Congreso casi sin actividad a causa de la pandemia

Avalancha de iniciativas de PP y Vox por COVID-19 en un Congreso casi parado

La Cámara baja decidió parar su actividad el pasado 10 de marzo, tras conocer el positivo del diputado de Vox Javier Ortega Smith y la cuarentena del resto del grupo, que pidió entonces suspender todos los plenos y comisiones hasta tener la certeza de que podían ejercer su labor "sin riesgo alguno para la salud".

Desde ese día, tanto este partido como el PP han presentado cientos de iniciativas sobre los efectos del coronavirus y la gestión de la crisis. Sobre todo Vox, con más de 1.600, mientras que los populares superan las 700.

Algunas de ellas se irán abordando telemáticamente o cuando el Congreso retome su actividad normal, pero otras no pasarán de su presentación en el registro y su envío a los medios de comunicación porque cada grupo tiene un cupo para las iniciativas a debatir en los distintos órganos parlamentarios.

El PP lleva hasta el momento 733 iniciativas registradas sobre el coronavirus entre proposiciones de ley, proposiciones no de ley, preguntas escritas, peticiones de informes y de comparecencias. Y casi todos los días se va incrementando esa cifra.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ya expresó al inicio de este período de suspensión de la actividad que el Congreso "no se cierra ni en una guerra" y ha reclamado, desde entonces, en varias ocasiones que se arbitren "fórmulas" para mantener las tareas habituales de control e impulso al Gobierno.

La primera de estas iniciativas fue el mismo día 10 de marzo cuando solicitó que el pleno ordinario a celebrar al día siguiente, finalmente suspendido, se convirtiese en una comparecencia monográfica del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre la gestión de la crisis del coronavirus.

Fue una petición de comparecencia presentada de manera conjunta con Ciudadanos pero, a partir de entonces, el PP ha registrado en solitario varios cientos de iniciativas sobre el COVID-19 que abarcan casi todos los ámbitos.

Desde proposiciones no de ley con propuestas de medidas ante la pandemia hasta decenas de preguntas por escrito y peticiones de informes al Gobierno, que deben tener su correspondiente respuesta por parte el Ejecutivo.

El grupo popular ha solicitado la comparecencia en las distintas comisiones del Congreso de tres de los vicepresidentes del Gobierno y de varios de sus ministros.

Esta avalancha de iniciativas en el Congreso tiene su correspondencia en el Senado, donde el PP ha registrado también decenas de preguntas sobre el coronavirus y además ha forzado, junto con el PNV, la convocatoria de la Comisión de Comunidades Autónomas, que tendrá que celebrarse de manera presencial.

También el grupo parlamentario de Vox, que ha denunciado que el Congreso está "cerrado" e impide a la oposición ejercer su labor de control al Gobierno, se ha mostrado como una auténtica máquina de producir iniciativas desde el inicio de la crisis.

En total, según sus propios datos, Vox ha planteado 1.668. iniciativas, sobre todo preguntas, un total de 1.563, además de 63 proposiciones no de ley y una proposición de ley, y 41 solicitudes de información relacionadas con el COVID-19, aparte de pedir la comparecencia del ministro Salvador Illa en la Comisión de Sanidad.

La formación de Santiago Abascal sitúa a finales de enero el comienzo de la epidemia y ya pidió entonces, concretamente el día 29 de ese mes, el cierre de la fronteras y medidas de vigilancia y prevención y registró una pregunta sobre si el Gobierno estaba adoptando las directrices de la Organización Mundial de la Salud.

A esta primera pregunta siguieron otras muchas sobre el abastecimiento de medicamentos, equipos de protección y planes de acción para hacer frente a la pandemia.

Una vez que, según Vox, a mediados de febrero ya se hizo "evidente" que se necesitaban todos los recursos para frenarla, su actividad se intensificó hasta superar este viernes las 1.600.

Este es el balance, por el momento, de una ofensiva parlamentaria que parece que seguirá sumando iniciativas las próximas semanas que quedan de confinamiento, tras el decreto del estado de alarma el pasado 14 de marzo prorrogado, inicialmente, hasta el 11 de abril. 



Comentarios