LO VE "FÁCIL"

Una ganadora de Operación Triunfo se marca un desnudo integral

Para la también participante de la quinta edición de Tu cara me suena, "desnudar el cuerpo es fácil, pero desnudar el alma, es dificilísimo"

Lorena Gómez.
Lorena Gómez.
Una ganadora de Operación Triunfo se marca un desnudo integral

Lo suyo no fue flor de un día, y supo aprovechar su triunfo en Operación Triunfo 2006 para intentar demostrar al mundo sus dotes como cantante. Gracias a ello, ahora Lorena Gómez se codea con gente como Blanca Suárez en la revista Wome's Health, donde se ha desnudado tanto por dentro como por fuera.

Como ella misma ha precisado en su cuenta de Instagram, con una fotografía del reportaje en cuestión, "desnudar el cuerpo es fácil, eso cualquiera puede hacerlo, pero desnudar el alma, es dificilísimo. Es ir quitando capas poco a poco, para descubrir qué hay en el fondo de una persona una vez que ha sido despojada de todo lo superficial. Es derribar esos muros que tanto esfuerzo han costado construir a lo largo del camino. Es sentirse vulnerable, mostrar tus miedos, tus sueños, tus imperfecciones, tus anhelos más profundos, sin prejuicios. Es correr el riesgo de ser lastimado, pero conscientes de que merece la pena hacerlo. No tengas miedo a mostrarte tal y como eres".

Captura de pantalla 2017-08-31 a las 13.15.29

Según ella, "finalmente lo que va a quedar de ti en un futuro será tu esencia, por eso SE TÚ y QUIÉRETE más a ti que a nadie. Y recuerda siempre: NADIE TE QUERRÁ MÁS QUE TÚ!", antes de dar las gracias a todo "el equipazo" que ha colaborado en ese reportaje que dice que fue "tan especial para mí". 

Natural de Lleida, a sus 29 años, Lorena Gómez ya ha probado suerte en varios sitios, al igual que ya había hecho antes de ganar Operación Triunfo, ya que había participado con anterioridad en espacios como Menudas Estrellas, Menudo Show o El Festival de Benidorm.

Su ‘Lorenazo‘, término que se acuñó después de su fantástica actuación con Land Of 1000 Dances, marcó un antes y un después. Años más tarde y después de un par de discos que pasaron sin pena ni glora, o de intentar representar a España en Eurovisión, en una edición a la que finalmente fue Daniel Diges, parece que volvió a ser reconocida gracias a su paso por la quinta entrega de Tu cara me suena, donde incluso ganó una velada con su imitación de Beyoncé.