POR HOMBRES DISTINTOS

Una famosa actriz denuncia haber sido violada dos veces

Asegura que intentó suicidarse y que "vivimos en una época en que la gente ya no puede quedarse callada"

Evan Rachel Wood.
Evan Rachel Wood.

Ahora que cada vez hay más campañas en España en las que se pide a las mujeres que denuncien la violencia machista, fuera de nuestras fronteras una famosa actriz de Hollywood no ha llamado a ningún teléfono parecido a los que se han puesto a su disposición pero sí lo ha hecho público a los cuatro vientos en una conocida revista.

En concreto ha sido en Rolling Stone, y en ella Evan Rachel Wood, la protagonista de la nueva serie de HBO Westworld con la que está ya triunfando en todo el mundo, ha revelado que fue violada en dos ocasiones y que intentó quitarse la vida a los 22 años.

En un email enviado a la publicación, la actriz de 29 años confesó que "fui violada. Por alguien significativo mientras estábamos juntos. Y en otra ocasión, por el dueño de un bar. Creo que vivimos en una época en que la gente ya no puede quedarse callada". 

Lo curioso es que su testimonio no lo hizo durante la entrevista que concedió a la publicación sino en un correo  electrónico que envió con posterioridad a la misma. En él puntualizaba que había sido víctima de "abuso físico, psicológico y sexual". La protagonista del nuevo éxito de HBO aseguró que probablemente  su "vulnerabilidad" estaba relacionada con la aceptación de su bisexualidad.

Al parecer, esa fragilidad fue lo que la llevó a querer quitarse la vida cuando tenía 22 años. Según ella, "fue, extrañamente, lo peor que me pasó. Porque no funcionó". En la actualidad es madre de un hijo de tres años con su ex marido, Jamie Bell.

La actriz también también habló de la comentada relación sentimental que mantuvo con el músico Marilyn Manson, "tenía solo 19 años y estaba pasando una situación muy complicada en la que estaba tratando de definir mi identidad, como la mayoría de los adolescentes".

Su primer papel en el cine llegó cuando tenía once años en 'Prácticamente magia' (1998), pero fue su papel en la serie 'Once and again', donde interpretó a una adolescente con anorexia y enamorada del personaje de Mischa Barton, el que llamó la atención de Catherine Hardwicke, con la que más tarde rodó la película 'Thirteen', en la que interpreta a una adolescente de trece años que experimenta por primera vez el mundo de las drogas y el sexo. Por ese papel fue nominada como mejor actriz dramática en los Globos de Oro y también como mejor actriz en los Premios del Sindicato de Actores (SAG). En 2008 apareció en 'El luchador', una película dirigida por Darren Aronosfky, nominada a tres Globos de Oro y un año más tarde comenzaría su participación en la serie de TV 'True Blood', en la que estuvo dos años dando vida a Reina Sophie-Ann.