INSTITUCIONES PENITENCIARIAS, EN ENTREDICHO

El 'Caso Asunta', la miniserie que pudo acabar con la vida de Rosario Porto

Los creadores de esta miniserie insinúan que las represalias tomadas por ese organismo contra la madre condenada, por concederles una entrevista, pudieron provocar su intento de suicidio

Uno de los dos hombres que descubrió el cadáver de Asunta.
Uno de los dos hombres que descubrió el cadáver de Asunta.
El 'Caso Asunta', la miniserie que pudo acabar con la vida de Rosario Porto

"No sé cómo en este país nadie se lleva las manos a la cabeza por la política de visibilidad cero de Instituciones Penitenciarias, que impide a cualquier periodista entrar en las cárceles del país, algo que sí está permitido en la mayoría de las del resto del mundo". La frase es de Ramón Campos, productor ejecutivo de Bambú y máximo responsable de 'Lo que la verdad esconde: Caso Asunta', con el que Antena 3 estrenará el próximo miércoles en nuestro país el género 'true crime'. 

Esta miniserie documental de tres capítulos, que habla de la presunción de inocencia, la condena por indicios y el papel de los medios de comunicación en los juicios con jurado popular, pudo provocar, según insinuó Campos, que perdiera la vida en prisión Rosario Porto, la madre condenada. Según él, "ella fue muy valiente concediéndonos una entrevista de 30 minutos, sabiendo que Instituciones Penitenciarias no se lo permitiría y que su decisión le traería consecuencias, y por la misma fue trasladada a una cárcel que estaba a dos horas de camino para las dos únicas personas que la visitaban, por lo que dos días después de saberlo intentó suicidarse", al parecer por una ingesta masiva de pastillas.

Captura de pantalla 2017-05-19 a las 18.00.46

Elaborada durante los últimos catorce meses, las ocho personas vinculadas al proyecto han tenido tiempo para mucho, desde seis entrevista con el juez Taín, el instructor del caso, hasta cuatro con el abogado de Rosario, José Luis Gutiérrez Aranguren, la citada con Rosario, y un carteo permanente con el marido de ésta, Alfonso Basterra, el otro condenado, ya que su abogada, Belén Espido, no quiso que su defendido saliera en pantalla. Para Ramón Campos, el principal problema que se han encontrado ha sido la "cerrazón absoluta" de Instituciones Penitenciarias, "pese a que Rosario solicitó el permiso para la entrevista, durante seis meses Instituciones Penitenciarias nos estuvo mareando y al final sólo pudimos hablar con ella por teléfono". Buena culpa de ello, según él, la tiene el máximo responsable de este organismo, "que dirige todo como si eso fuera su cortijo", en clara referencia al secretario general del mismo, Ángel Yuste. 

Todo lo contrario, al parecer, que la disposición que ha tenido en todo momento la Guardia Civil con la productora, "lo suyo ha sido de una generosidad inaudita, e incluso lo que hicieron alguno de sus miembros, explicando paso a paso todas sus diligencias, no lo hacen muchos actores". 

Habrá más casos

'Lo que la verdad esconde: El Caso Asunta' comienza recreando cómo el 22 de septiembre de 2013 se encontró el cuerpo sin vida de Asunta Yong Fang Basterra Porto a las afueras de Santiago de Compostela, y muestra cómo desde el principio los padres de la niña, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, fueron los principales sospechosos. Al margen de que no existiesen precedentes de ningún caso en el que unos padres se pusieran de acuerdo para, supuestamente, acabar con la vida de su propia hija, a la que habían adoptado en China cuando todavía no había cumplido un año, lo que llevó a captar la atención del gallego Ramón Campos era que "la noticia fue como lanzar una bomba atómica en Santiago, donde se sembró el pánico en todos los institutos". 

El productor ejecutivo confesó que "yo soy de un pueblo que está a 34 kilómetros de Santiago y la noticia me impactó, y mi hermana, que trabaja en un colegio, me dijo que los niños le preguntaban si sus padres podrían asesinarlos, por lo que vi el juicio varias veces y vi que era el caso perfecto porque en estos casos, para que todo salga bien, tiene que haber una implicación personal".  

Pese a ello, según la investigadora del programa, Ana Sanmartín, han tenido muchos problemas con las entrevistas porque "cuando cerrábamos una al poco se caía y las personas desaparecían porque eran incapaces de verse delante de una cámara". Ese fue el caso por ejemplo de la profesora de baile de Asunta, que finalmente aparece dándole la espalda a la cámara, y del 70% del círculo íntimo de los condenados. El propio Ramón Campos confiesa que la única espinita que no ha podido sacarse ha sido la de entrevistar a la madrina de la niña y a la criada de la familia, "porque en el juicio la primera dijo que sus padres se lo daban todo a la niña y la segunda que todo había estado siempre bien en la casa". 

Captura de pantalla 2017-05-19 a las 18.03.36

La miniserie, según precisa, "no tiene la intención de reabrir el caso", así como que "el objetivo es contar la historia, luego si alguien duda de la culpabilidad o no de los acusados será el espectador, porque nosotros no opinamos". En este sentido, hay que señalar que no hay ninguna voz en off y que los que hablan son los protagonistas, desde los acusados a sus abogados, los agentes de la Guardia Civil que llevaron las diligencias, el forense, el juez instructor, las profesoras de Asunta y amigos de la familia, entremezclados sus testimonios con imágenes y material inédito, como la conversación mantenida por Alfonso Basterra y Rosario Porto en los calabozos de la comandancia de la Guardia Civil tras ser detenidos. La serie aporta también nuevas pruebas gracias al uso de la tecnología de la que no se dispuso durante la instrucción del caso, lo que abre la puerta a más teorías. 

Carmen Ferreiro, directora de Programas de Entretenimiento de Atresmedia TV, puntualizó que el contenedor 'Lo que la verdad esconde' no se limitará al Caso Asunta, sino que Bambú y otra productora están ya preparando dos nuevas entregas. Sobre todo porque "queremos innovar en géneros y dar calidad al prime time". El objetivo, según ella, es "ir un paso más allá en todos ellos, sin dar opinión pero sí testimonios y con un material que ayude al espectador a entender y conocer mejor a Asunta y a sus padre".