ESTUDIO DE AUDIENCIAS

Carlos Herrera ironiza y quita hierro a los datos del EGM

El locutor radiofónico se lía con su pasado y su presente profesional. Su programa matinal en la Cadena COPE es el único de las mañanas que gana oyentes

Carlos Herrera.
Carlos Herrera.

“Eeehh, ¿he dicho Onda Cero? No, la COPE, la COPE”. A Carlos Herrera le falla el subconsciente y se le ha escapado un Onda Cero, su anterior casa radiofónica, cuando en realidad quería decir Cadena COPE, donde según el último EGM ha sido el único de los programas de las mañanas que ha ganado oyentes y ha vuelto a rozar los dos millones (1.989.000), lo que significa sumar 122.000 nuevos oyentes. Herrera, consciente del desliz, ha optado por quitarle hierro al asunto, ironizar y excusarse en que ha dicho Onda Cero porque es la única que ha subido en oyentes, según este estudio de medios. Al ver que todo podía dar lugar a un follón poco delicado, ha optado por mantener su tesis de que “el EGM es sólo rentable para quien lo hace, para los demás...”.

“Unas veces subes, otras bajas”, ha dicho el locutor, restando importancia a las conclusiones de este estudio, que coloca a la Cadena Ser como la emisora más oída, y a Onda Cero como la que más oyentes gana. El locutor ha insistido en restarle importancia al lío en el que se estaba metiendo asegurando que el encantaría escuchar a sus competidores, si no fuera porque sus programas coinciden en horario. Ha alabado especialmente a Carlos Alsina.

Aunque también ha hablado bien de Pepa Bueno, que continúa en mínimos históricos. El programa co-presentado con Gemma Nierga se ha quedado en 2.905.000 oyentes, un 0,7% menos que la oleada de verano y un 4,3% menos que en igual periodo del año pasado, en total casi 340.000 oyentes menos. Este dato consolida el progresivo deterioro de las mañanas de la Cadena SER en el EGM que en abril de este año logró 3,2 millones.

En tercer lugar, por detrás de las mañanas de Pepa Bueno y Carlos Herrera se sitúan las de Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas. Más de Uno registró 1.187.000 oyentes, un 2,3% menos que hace un año y una caída del 6,2% respecto del año anterior. Aunque quien no levanta cabeza es RNE. Las Mañanas con Alfredo Menéndez que se quedó en 844.000 oyentes (83.000 menos), una caída del 8,9% con respecto a la oleada anterior y del 7,3% frente a un año.

En términos absolutos, la Cadena Ser sigue liderando el consumo de radio generalista en España pero pierde casi 86.000 oyentes. La cadena del Grupo Prisa suma un total de 4.267.000 oyentes, aunque arrastra no es menos cierto que arrastra una importante caída desde principios de año. En la primera oleada de 2016, correspondiente al primer trimestre, tenía 4.808.000 oyentes.

Onda Cero, por su parte, es la única que suma oyentes gracias a la incorporación de José Ramón de la Morena como nueva estrella de la cadena y su estreno con El Transistor.

No obstante, y en lo que respecta al ranking de emisoras más escuchadas, por detrás de la Cadena SER, se sitúa la cadena COPE, que suma 2.631.000 oyentes, 35.000 menos que en la última medición de junio, seguida de Onda Cero, que suma 163.000 más y vuelve a estar por encima de los dos millones de oyentes (2.012.000). El descenso más pronunciado lo sufre Radio Nacional de España, que se deja 209.000 oyentes y alcanza 1.208.000 seguidores.