CASTIGO MORTAL

Fallece un niño después de ser castigado a correr en ropa interior

El menor fue castigado por su padrastro a correr varios kilómetros semidesnudo y con la única protección de su ropa interior tras orinarse en la cama

La Policía francesa en el lugar donde se encontró al menor sin vida. | AFP
La Policía francesa en el lugar donde se encontró al menor sin vida. | AFP
Fallece un niño después de ser castigado a correr en ropa interior

Drama en la pequeña localidad del sur de Francia, Aire-sur-la-Lys. Allí, un menor de tan sólo cinco años de edad ha resultado fallecido, cerca del canal que recorre la ciudad, tras recorrer varios kilómetros semidesnudo, con la única protección de su ropa interior, tras ser castigado por su padrastro por orinarse en la cama. Los agentes policiales del municipio francés se encontraron al pequeño sin vida tras sufrir un paro cardíaco. Se ha abierto una investigación para esclarecer las causa de su fallecimiento. Fue el mismo padrastro el que llamó a los servicios de emergencia después de que el niño se derrumbara.

Yanis, como así se llamaba el menor, había sido castigado por su padrastro tras orinarse en su cama. El castigo consistía en recorrer varios kilómetros alrededor de su domicilio semidesnudo, portando únicamente la ropa interior, según informa el periódico británico, 'The Mirror'. 

Su madre, de 22 años, y el padrastro, de 33, han sido detenidos acusados de agresión con homicidio imprudente. Como informan medios franceses, el pequeño habría sufrido traumatismo craneal y una fractura en la nariz. La policía se encuentra investigando si estas lesiones fueron producidas como consecuencia del castigo o si fueron provocadas anteriormente.

Una fuente cercana a la investigación ha informado que el menor sufrió varios traumatismo craneoencefálicos: "Hubo varios impactos en su cráneo, algunos de los cuales son incompatibles con una caída". Por este motivo, la misma el portavoz de la investigación policial ha afirmado que ahora hay que determinar si el niño murió de frío, de una caída o por los golpes sufridos en un supuesto caso de abuso". El niño fue encontrado en la calle a unos 200 metros de la casa de la pareja desempleada.

Algunos vecinos de la zona afirman que la madre del menor "no era muy habladora" y que tan sólo llevaban tres meses en el barrio, por lo que se sabe muy poco de ellos en la zona. De ella y su pareja, lo único que se conoce es que se casaron en el año 2015 y que no cuentan con más hijos.