SE ENCONTRABA EN LA LISTA DE LOS MÁS BUSCADOS

El agresor del aeropuerto de Orly: "Estoy aquí para morir por Alá"

El fiscal de París ha confirmado que el policía que acabó con la vida del agresor del aeropuerto de Orly escuchó cómo Ziyed Ben Belgace, de 39 años, gritaba que se encontraba en el lugar para morir por Alá mientras forcejeaba con el soldado al que le acabó robando la pistola

Imagen del momento en el que la policía reduce al agresor en el aeropuerto de Orly.
Imagen del momento en el que la policía reduce al agresor en el aeropuerto de Orly.

Ziyed Ben Belgacem, el agresor que ha vuelto a elevar el estado de emergencia en Francia a pocas semanas de las elecciones con motivo del altercado que se ha vivido en el aeropuerto de Orly, gritó que quería "morir por Alá" mientras forcejeaba con la soldado al que le arrebató el arma. 

El individuo que se encontraba en la lista de los hombres más buscados en Francia por su radicalidad  fue abatido a primera hora de la mañana de este sábado en el aeropuerto parisino por varios policías franceses. A pesar de que nadie más resultase herido, el lugar fue evacuado inmediatamente después de que se produjera el tiroteo. Todos los vuelos que salían y entraban de la ciudad fueron cancelados y la terminal sur permaneció cerrada hasta última hora de la mañana. 

El ministro del Interior francés, bruno Le Roux, que ha supervisado las operaciones en el propio aeropuerto de Orly, ha confirmado que el Bel Belgacem había sido localizado a las 6:50 horas en la localidad de Garge les Gonesse, lugar donde residía. Cuando los agentes le pidieron la documentación para confirmar que se trataba de él, el individuo saco una pistola, disparó contra un agente y se dio a la fuga. 

Las autoridades francesas emprendieron en ese momento un dispositivo de búsqueda para seguirle el rastro hasta una ciudad sureña de París donde robó un vehículo y amenazó a varios clientes de un bar cercano a Orly. Finalmente abandonó el coche en el parking del aeropuerto. Ya en el interior el individuo atacó a un grupo de tres soldados militares pertenecientes al ejército del Aire que se formaban parte de un dispositivo antiterrorista. 

Jean-Yves Le Drian, ministro de Defensa de Francia, el hombre agredió a una soldado para quitarle el arma mientras que sus dos compañeros acabaron con la vida del hombre.