SI HABLAMOS DE BERLINAS PREMIUM, SIN DUDA HABLAMOS DEL MERCEDES CLASE E.

Probamos el Mercedes Clase E equipado con Drive Pilot

La unidad que hemos probado viene cargada de extras muy interesantes, como el Drive Pilot. El único pero que hemos podido encontrar es que parte de los 51.524 euros.

Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina
Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina
Probamos el Mercedes Clase E equipado con Drive Pilot

Exterior.

Un resumen que define nuestra semana probando esta maravilla de Mercedes Clase E sería la siguiente: Un coche que atrae todas las miradas.

A pesar de que el color era el clásico plata iridio, al llevar el acabado AMG, con sus llantas 19” de doble radio, era blanco de múltiples miradas. Sus líneas son atractivas, sobra decir que elegantes y a la vez están estudiadas para ofrecer una excelente aerodinámica. Mide 4.92 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,46 metros de alto y observándolo por fuera ya podemos ver que es un coche que viene cargado de tecnología. Los extras que nos equipa el acabado AMG son un kit estético compuesto por faldón delantero, parilla del radiador de doble lama, embellecedores laterales, faldón trasero, molduras en ventanillas y montantes centrales, llantas de aleación AMG en color gris titanio y discos delanteros perforados.

Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina-29Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina-59Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina-10

La iluminación de serie es de Led y se adapta automáticamente según las condiciones de tráfico y luminosidad. Justo encima de la estrella se sitúa una de las cámaras de visión de 360 grados, que nos es muy útil a la hora de aparcar.

Interior.

Una vez sentado comprendes que se trata de una berlina que se mueve perfectamente a través de cualquier carretera que tenga cientos de kilómetros para devorar. Los asientos tienen una comodidad que pocas veces hemos probado, prácticamente te envuelven y eso no solo se agradece por la comodidad, sino por la sujeción que te proporcionan cuando vas a altas velocidades. Como cosa curiosa, los botones eléctricos de los asientos no se regulan desde este, sino de unos botones situados en la puerta, para mayor sorpresa, incluso los reposacabezas se regulan en altura desde estos mismos botones.

Mercedes Clase E 2017 - AG-5Mercedes Clase E 2017 - AG-10

La parte delantera es muy espaciosa y acogedora. Sin duda lo primero que llama la atención a todo el que se sube, es la gran pantalla que se incorpora en el salpicadero, una vez que encendemos el vehículo se convierte en una doble pantalla de más de 12” cada una y totalmente configurable.

Mercedes Clase E 2017 - AG-6

El volante es uno de los elementos que te da la sensación de que ha sido pensado para hacer multitud de kilómetros. Es de cuero acolchado, por lo cual no resulta nada incomodo, pero el mejor detalle con el que cuenta son un par de botones táctiles, uno a cada extremo del volante, con los cuales se puede controlar la pantalla izquierda, en la que vemos la información del vehículo, gps, teléfono, etc., y la pantalla de la derecha, en la que tenemos acceso a todas las opciones multimedia que nos ofrece su sistema.

Justo debajo de la pantalla de la derecha, se encuentran situadas 4 salidas de ventilación y debajo de estas los controles del climatizado. El cual nos ofrece la posibilidad de visualizar en ésta cualquier parámetro que modifiquemos. Justo debajo se encuentran los interruptores que nos facilitan el acceso directo a varios apartados multimedia del Clase E, como son: el navegador, radio, multimedia, teléfono y los 4 intermitentes. También se encuentra situado en la parte media el reloj analógico, el cual le aporta un toque vintage que nos hace retroceder y recordar a los antiguos modelos de Mercedes, detalle que personalmente me ha gustado mucho.

Uno de los detalles que me ha gustado mucho es las posibilidades de configuración que tiene de luz ambiental, en la que podemos configurar más de 60 tonos diferentes.

Mercedes Clase E 2017 - AG-2

En la consola central también se encuentra un hueco con una toma de 12v, hueco suficiente para guardar nuestro Smartphone, las llaves del Clase E y dos portabebidas. También encontramos en la consola central y empezando por la izquierda, el selector de modo de conducción, en el que podemos elegir entre Individual, Sport+, Sport, Comfort y Eco. Seguido de este encontramos otro botón que nos permite subir la suspensión 4 centímetros, a mí personalmente me ha sido muy útil a la hora de entrar y salir del garaje, evitando que roce el faldón delantero. También se encuentran situados el asistente de aparcamiento, los controles de volumen y la típica rueda que equipan todos los mercedes que nos permite movernos de manera rápida por el sistema multimedia, junto con el control táctil que también nos permite movernos por los menús del vehículo. Es una consola bastante ancha y cómoda, con buenos huecos para dejar todo tipo de objetos, el único detalle que no me convence es el negro piano que se está poniendo de moda y el cual por mucho que limpies, al momento ya vuelve a verse lleno de polvo y dedos marcados.
En la parte trasera lo primero que me gustaría destacar es el fácil acceso que se tiene a ella gracias a la abertura de puerta. Una vez acomodados dentro, la comodidad es muy buena y el espacio que nos queda para las piernas, es más que suficiente. También cuenta con una toma de 12v y un par de aireadores, los cuales se puede regular la temperatura directamente desde las plazas traseras.

El maletero tiene una buena capacidad de carga con 540 litros y sus líneas son bastante rectas, algo que facilita mucho a la hora de cargar. Con los asientos abatidos, acción que podemos hacer desde el mismo maletero con una palanca, su capacidad se ve ampliada notablemente. Lo que he echado en falta son más argollas en las que poder sujetar la carga.

Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina-32Mercedes Clase E 2017 - AG-14

Motor y comportamiento. 

Hemos probado el 220D, que equipa un motor de 1950 cm³ y rinde 194 Cv. Es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 7.3 segundos y homologa un consumo medio de 4.3 litros, aunque nosotros hemos rodado en un consumo medio de 6.1 litros en una conducción principalmente por ciudad. Se trata de un motor muy elástico. Es un coche que da gusto conducir en cualquier sitio, ya sea, ciudad o carretera, eso se debe a su magnífica respuesta y excelente comportamiento. No hay situación en la que me haya defraudado. A pesar de lo que pudiera parecer a simple vista por el tamaño del coche, en ciudad realiza los cambios de carril y de ritmo con una gran precisión digna de vehículos mucho más pequeños. Y si en ciudad no defrauda, en carretera creo que es obvio decir que es donde saca su mayor potencial. Al más mínimo toque del acelerador, nos encontramos una instantánea reacción del vehículo (salvo en modo eco, que como su nombre indica está pensando para ahorrar). Su paso por curva es preciso como buen trasera. El único pero que le pondría es que debido a su aplomo y tamaño nunca parece que vas a suficiente velocidad.

Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina-34Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina-35Mercedes Clase E 2017 - Adictos a la Gasolina-36

Cuenta con múltiples ayudas a la conducción, pero la que me gustaría destacar es el Drive Pilot. Primero de todo, vuelvo a recalcar que se trata de una ayuda a la conducción, con la que el coche prácticamente circula solo, pero no por ello se trata de un piloto automático, es una ayuda que puede evitarnos más de un susto.
¿En qué consiste el Drive Pilot? La primera parte del Drive Pilot consiste en un control de crucero adaptativo, en el que el coche se mantiene a la velocidad que nosotros le indiquemos, pero se adapta a la velocidad del vehículo que tengamos delante y también lee las señales, adaptándose a la velocidad que estás indican. Aparte de esto, también se encarga de leer las líneas de la carretera y mantenernos en el carril, girando el volante cuando es necesario. Hasta aquí nada sorprendente, ya que es algo que a día de hoy disponemos en varios vehículos, pero ahora empieza lo sorprendente. El vehículo es capaz de detectar si se va a recibir un impacto posterior, en cuyo caso tensa los cinturones y emite un pitido de alta frecuencia que prepara nuestro oído para el estruendo del golpe que vamos a recibir. Por si esto no fuera suficiente, también equipa la frenada de emergencia, la cual es de gran ayuda si se cruza algún peatón que no hemos visto o algún vehículo, incluso si el de delante frena bruscamente. También es capaz de realizar adelantamientos si le indicamos con el intermitente que lo realice y al finalizar el trayecto y cuando hemos llegado a nuestro destino podemos aparcar el coche desde nuestro Smartphone. 

Conclusión.

Mercedes no defrauda, hasta el momento solo puedo deshacerme en halagos con todos los vehículos que hemos probado de estos alemanes. Da igual por donde te muevas, ciudad o carretera que siempre tendrás la respuesta esperada. Al contrario de lo que pueda parecer moverse por ciudad con este “larguirucho” es un auténtico placer ya que tiene unas reacciones excelentes. Es un coche ideal para toda clase de públicos, ya que tiene una parte trasera muy espaciosa y cómoda y un gran maletero del que solo mejoraría la boca de carga.

Lo único que de verdad me ha fastidiado de este coche es que cuando lo entregas te vas cabizbajo y mirando la gran joya que dejas en el garaje.