MOVILIZACIONES EN BARCELONA

El alquiler de vivienda se convierte en un problema

El alquiler se convierte en la principal opción de vivienda con unos alquileres cada vez más altos. Prolifera la ocupación ilegal en un mercado insuficiente

El alquiler de vivienda se convierte en un problema

La crisis ha supuesto un serio frenazo a la emancipación. La última EPA ha demostrado como se ha retrasado de nuevo la edad en la que los jóvenes abandonan la vivienda parterna. El momento en el que se inicia el retroceso coincide con el final de las ayudas a la vivienda joven. Ahora, en el Plan de vivienda recientemente aprobado se recuperan algunas ayudas, aunque no alcanzan el nivel de la antigua ayuda a la emancipación.

El problema del alquiler

El artículo 47 de la Constitución Española recoge que “todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada y que los poderes públicos serán los que promuevan las condiciones necesarias para hacer efectivo este derecho”, no obstante, en España, la vivienda es hoy objeto de titulares en todos los medios. Más allá de los conocidos desahucios y la inviabilidad de firmar una hipoteca, los alquileres son cada vez más caros y la ocupación ilegal va en aumento. 

Según el informe de evolución de los precios del alquiler publicado por Idealista, el motivo de la subida de precios en las rentas se encuentra en un cambio de paradigma en el sector, que ha convertido el alquiler en la principal opción de vivienda para un gran porcentaje de españoles mientras que la oferta no ha experimentando un crecimiento similar.

Cada vez son más las personas que se ven obligadas a acudir al mercado del alquiler por no poder hacer frente a una compra y también están ese gran número de personas que eligen voluntariamente vivir de alquiler, aún pudiendo decantarse por otras opciones, conscientes de los sacrificios y riesgos que supone firmar una hipoteca a largo plazo.

Cataluña es la autonomía más cara

Todas las comunidades autónomas registran precios superiores a los que tenían hace tres meses. La mayor subida se ha registrado en las Islas Baleares, donde el precio ha crecido un 15,9%. Le siguen las subidas de Madrid (5,1%), Canarias (5%) y Cataluña (4,9%). Las menores subidas, en cambio, se observan en Aragón (0,4%), Extremadura (0,4%), Castilla La Mancha (0,6%) y Asturias (0,9%).

Cataluña (13,9 euros/m²) es la autonomía más cara. Le sigue Madrid (13,5 euros/m²) y por debajo se encuentran Baleares (11,8 euros/m²) y Euskadi (10,6 euros/m²). En el lado opuesto, como comunidades más económicas, se encuentra Extremadura (4,1 euros/m²), Castilla La Mancha (4,5 euros/m²) y La Rioja (5,1 euros/m²).

La ciudad de Barcelona se movilizó hace dos sábados contra la subida de los alquileres. La Plataforma de afectados por la Hipoteca (PAH) convocó una marcha a la que se unieron más de 500 personas, juntos recorrieron puntos de la ciudad que se han visto afectados por la subida de precios hasta el punto de expulsión de algunos vecinos. Reclaman que acaben los deshaucios, las deudas de por vida, ampliar el parque público de vivienda, garantizar los suministros y reformar la ley de alquileres para que vivir de alquiler sea una opción estable, segura y asequible. 

Ayudas que pueden ser un “error”

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó este jueves el borrador del Plan de Vivienda 2018-2021 que incluye unas ayudas al alquiler a menores de 35 años que, según algunos expertos, suponen un “error” porque provocarán el aumento de los precios de las rentas. El Plan movilizará 3.795 millones de euros y, entre otras medias, prevé ayudas a los jóvenes menores de 35 años de hasta el 50% del alquiler mensual de una vivienda.

El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, considera que esta media perjudicará “gravemente” a los mayores de 35 años que, además de no poder acogerse a las ayudas, se enfrentarán a “una subida de precios provocada por la medida gubernamental”. Por otro lado, el director general del portal Pisos.com, Miguel Ángel Alemany, ha definido estas ayudas al alquiler como un “error” ya que el mercado “debe regularse conforme a las leyes de la oferta y la demanda, sin introducir elementos desestabilizadores”.

No puede ignorarse que algunos estudios han mostrado que la antigua Renta Básica de Emancipación aplicada a los alquileres había sido particularmente efectiva en fomentar la emancipación de los jóvenes de bajos ingresos, residentes en las áreas con precios del alquiler más altos.

El Plan presentado por De la Serna ofrece también ayudas de hasta 10.800 euros para pagar la entrada de una vivienda, algo que para Encinar resulta "decepcionante", pues, a su juicio, genera la "falsa expectativa de que todo el mundo puede ser propietario"."Estas medidas incentivan otra vez el endeudamiento masivo por parte de los más jóvenes", ha apuntado Encinar, quien ha defendido que para fomentar el alquiler habría que dar una mayor cobertura jurídica a los propietarios o pedir a los ayuntamientos que cedan suelo para la construcción de viviendas destinadas al alquiler

Más de 87.000 familias ocupan viviendas de manera ilegal

Otro tema que ha protagonizado los espacios de información en esta semana ha sido la ocupación de viviendas de forma ilegal. El instituto de Cerdá ha realizado el estudio “La ocupación ilegal: realidad social, urbana y económica” que informa que la ocupación ilegal ha trascendido a las personas en riesgo de pobreza y exclusión social y proliferan otros colectivos.

Según el estudio, más de 87.000 familias, unas 270.000 personas, ocupan viviendas de manera ilegal en España. El informe explica que el desarrollo de la ocupación ilegal se da por el incremento de la pobreza, la escasez de un parque de vivienda social y la existencia de un parque vacío de viviendas, además de una legislación “ineficaz” y procesos administrativos “muy lentos”.

En Cataluña, la necesidad de vivienda social es de 230.000 unidades, una cifra por debajo del parque de alquiler social catalán y español, ya que hoy en día supone cerca de un 2,5% de la vivienda total, mientras que la media de la Unión Europea se sitúa en un 15%. El estudio resalta que los hogares sin ningún tipo de ingresos se han incrementado en un 76% desde 2007, y actualmente en España hay 630.000 familias en esta condición de pobreza severa.