TECNOLOGÍA

¿Cómo está cambiando Internet el acceso a la educación?

La formación online gratuita está facilitando a un número cada vez mayor de personas aumentar sus conocimientos

¿Cómo está cambiando Internet el acceso a la educación?
¿Cómo está cambiando Internet el acceso a la educación?
¿Cómo está cambiando Internet el acceso a la educación?

Conseguir un mejor trabajo, complementar sus conocimientos o contar con nuevos recursos son algunas de las ventajas que ofrece hoy en día la red de redes. Y es que gracias a Internet, hoy es más fácil que nunca acceder a la educación, tanto reglada como libre. Además, el número de materias y especialidades no deja de aumentar, por lo que podemos decir que hoy se puede aprender prácticamente de todo. Tan solo necesitamos organizar nuestra agenda y disponer de un ordenador con conexión a la red.

Una de las cosas más llamativas que podemos encontrar es un buen número de cursos gratis, algunos de ellos muy especializados y ofrecidos por prestigiosas universidades. Y es que Internet es hoy más que nunca una fuente de conocimientos. ¿Qué ventajas ofrece la formación gratuita en línea?

Oportunidades para formarse mejor

La amplia variedad de especialidades no sería suficiente si no se pudiera estudiar con libertad de horarios. En Internet, al no tener que ajustarse a unas fechas específicas, cada quién puede organizarse y seguir su propio ritmo. Habrá quien pueda terminar un curso en pocos meses, mientras que otros necesitarán algo más.

Además, hay diversos niveles entre los que elegir. De este modo, si se cuenta con conocimientos previos sobre una materia, no hay que volver a estudiar de nuevo aquello que se sabe. El resultado es una mejor cualitativa en el grado de formación.

Eliminación de la barrera económica

Uno de los problemas principales de los cursos formativos siempre ha sido el precio de estos. Con unos costes más o menos prohibitivos, no todo el mundo se puede permitir estudiar lo que quiere. Gracias a los cursos en línea, hay cientos de materias que se aprenden gratis. El dinero ya no es un impedimento para recibir unos conocimientos con los que posteriormente se puede desarrollar una labor.

Mejora la formación continua

Hay quienes se han dedicado durante años al cuidado de la familia y el hogar, y que estarían encantados de seguir estudiando. Con los cursos online, no solo lo pueden hacer cuando tienen un rato libre, sino que además pueden continuar mejorando su formación, actualizando sus conocimientos casi sin límite. Algo que cada vez se valora más a la hora de evaluar perfiles en un trabajo.

Permite estudiar y trabajar a la vez

Hablando del trabajo, los cursos online facilitan formarse mejor sin renunciar al trabajo con el que nos mantenemos en estos momentos. Tampoco hay que agobiarse por salir del trabajo e ir corriendo a clase, como quienes asisten a academias y otro tipo de escuelas.

Además, los cursos se pueden orientar tanto a la mejora del puesto de trabajo actual como a la búsqueda de otro diferente.

Se pueden enfocar mejor a las necesidades concretas que tengamos

En la formación reglada, como norma general se dan materias que tienen poco que ver en la práctica con lo que hace falta. Los cursos online son mucho más específicos, de modo que es posible centrar todos nuestros esfuerzos en materias que realmente son prácticas y aplicables a lo que queremos saber.

El resultado es una formación más eficaz y amena, que no se empaña por la acumulación de contenidos de relleno.

Internet abre las puertas de la educación a todo el mundo

En definitiva, la red aumenta las posibilidades de que todos podamos formarnos. Y lo hace de una manera flexible, que se puede adaptar al nivel, los horarios y las necesidades de cualquiera que busca ampliar sus conocimientos.