viernes 10.04.2020

Los juzgados colapsados por las demandas contra bancos

En los últimos años se han presentado gran cantidad de demandas contra bancos que han generado que muchos juzgados se encuentren saturados de trabajo. Aunque se han creado órganos judiciales específicos para este tipo de reclamaciones no pueden resolver, en plazos razonables, debido a la sobrecarga de trabajo que pesa sobre ellos
Los juzgados colapsados por las demandas contra bancos

Las reclamaciones a los bancos más recientes se deben a varios motivos como las hipotecas multidivisa, los intereses abusivos o las  cláusulas de vencimiento anticipado que permitieron a los bancos iniciar procedimientos de ejecución hipotecaria y reclamar toda la deuda con una sola cuota de la hipoteca impagada solo por citar algunas de estas reclamaciones.

Recientemente el Tribunal Supremo ha dictado otra sentencia muy importante pues declara que aunque se haya extinguido la hipoteca, por cualquier motivo como cancelación de la hipoteca, vencimiento de la misma o incluso por haber perdido el juicio contra el banco, con el consiguiente desahucio, los clientes pueden reclamar las cláusulas que consideren abusivas para que se les devuelva el importe indebidamente cobrado por el banco.

En esta última sentencia el Tribunal Supremo ha señalado textualmente que no se puede desestimar la reclamación de los clientes por haber cancelado el préstamo: "La extinción del contrato de préstamo hipotecario no priva a quienes fueron prestatarios de ejercitar la acción dirigida a obtener la declaración de nulidad de la cláusula suelo, por ser abusiva, y la restitución de lo indebidamente pagado".

Muchos gobiernos autonómicos han instado a los bancos a negociar con los clientes en este tipo de reclamaciones, para dar cumplimiento al Código de Buenas Prácticas Bancarias, sin embargo en muchos casos no es posible conseguir un acuerdo y hay que pensar en acudir a juicio con los costes y el tiempo que supone.

En este tipo de casos contra los bancos resulta muy importante contar con un buen informe pericial que concrete el cálculo del importe indebidamente cobrado. Y estos informes resultan útiles antes de ir a juicio para negociar con el banco pues concretan el cálculo económico exacto que se ha cobrado de más a los clientes y también resultan fundamentales en el juicio para fundamentar la reclamación.

De esta forma, conociendo las cantidades exactas a reclamar al banco unos clientes aceptan el importe aunque el banco les ofrezca en la negociación antes de iniciar la reclamación judicial aunque sea algo menos del importe debido, aunque otros clientes deciden plantear su reclamación ante los tribunales aunque tarden mas en conseguir la cantidad debida mediante sentencia, junto con los intereses, Además hay que destacar que la mayoría de los casos los juicios contra la banca son ganados por los clientes y además con condena al banco del pago de las costas.

En este año 2020 que acaba de comenzar se avecinan nuevas oleadas de reclamaciones ante los juzgados, ya colapsados, una vez que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie esta primavera sobre las hipotecas que dependen del índice de referencia IRPH o las novaciones en hipotecas con cláusulas suelo. Se calcula que más de un millón de clientes de hipotecas se verán afectados y tendrán que decidir si inician o no estas reclamaciones millonarias contra la banca ante estos juzgados ya, de por si, colapsados de trabajo.

Comentarios