jueves 3/12/20

¿Qué servicios ofrecen los detectives privados?

Se trata de un sector donde se pueden llevar a cabo trabajos de vigilancia, dentro de cualquiera contexto, garantizando unos buenos resultados sin ser descubiertos en ningún momento

Cada vez es más frecuente contratar los servicios de un detective privado para realizar trabajos de vigilancia. Se trata de una de las formas más seguras de encontrar aquellos que se está buscando o se quiere detectar, de una manera rápida y sencilla.

Una buena agencia de detectives privados Madrid cuenta con todos los medios tecnológicos para poder obtener todas las pruebas necesarias en cada caso, en el menor tiempo posible. Es importante tener en cuenta que estos profesionales se adaptan a cualquier situación, utilizando para ello las técnicas y herramientas más óptimas, en cada momento.

Suelen realizar un seguimiento activo en todos los casos con la premisa de nunca ser descubiertos, de esta manera, se garantiza un resultado mucho más conciso. Por norma general, los detectives privados ofrecen servicios en un gran número de campos, ya sea para peritajes profesionales, investigación empresarial o particulares, que suelen ser las situaciones más demandadas.

Para poder desempeñar esta tarea, los detectives privados deben contar con una buena cualificación en el terreno de la investigación, teniendo los certificados correspondientes y los conocimientos necesarios para llevar a cabo cualquier tipo de trabajo, dentro de este sector.

¿Para qué contratar un detective privado?

Los detectives privados se pueden contratar para que lleven a cabo diversas investigaciones. Los casos relacionados con la economía y las empresas, son de los más habituales, haciendo además especial hincapié en las investigaciones de carácter laboral, como pueden ser, por ejemplo, las bajas fingidas o la competencia desleal.

Por supuesto, hay muchos particulares que contratan los servicios de estos profesionales para realizar investigaciones privadas, para encontrar a un desaparecido, por problemas de herencias o de patrimonio.

Para llevar a cabo las investigaciones de manera adecuada, se suele contar con materiales y herramientas muy avanzadas. De esta forma, una agencia de detectives ofrece cámaras o micrófonos ocultos, análisis de huellas dactilares, sistema de reconocimiento facial, polígrafo, además de los seguimientos y la vigilancia.

Todo ello siempre en base a lo establecido por la Ley de Seguridad Privada 5/2014.

¿Qué significa vigilar sin uniforme?

La vigilancia no uniformada es uno de los servicios más demandados a los detectives privados. Tal y como indica la ley, estos profesionales son los únicos que pueden llevar a cabo este tipo de trabajos, sin identificarse con un uniforme.

El no llevar una ropa identificativa, significa que el profesional puede moverse entre la gente sin que sea descubierto, pasando totalmente desapercibido y de esta forma, poder detectar rápidamente si se han realizado infracciones o incluso delitos.

De manera habitual, la vigilancia no uniformada es un servicio que suelen contratar establecimientos de mayor tamaño, como puede ser un hotel, un centro comercial o incluso recintos donde se realizan ferias u otros eventos de gran magnitud.

En las últimas semanas, los detectives privados sin uniforme también se encuentran en los supermercados. Se ha contratado este servicio para garantizar que todas las personas que entran a realizar sus compras, respetan al máximo las medidas sanitarias establecidas a causa del COVID-19.

A través de este tipo de servicio de vigilancia, se garantiza que podrá detectarse rápidamente los actos delictivos que se cometan o las infracciones. Se trata de una acción preventiva para evitar males mayores. En el caso de identificar a una persona que haya hecho algún acto de este tipo, los detectives privados la ponen a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, aportando además las pruebas de lo que ha cometido.

¿Es una actividad legal?

Tanto la vigilancia no uniformada como los otros servicios ofrecidos por los detectives privados, son actividades totalmente legales, siempre que todas las acciones que lleven a cabo y los instrumentos que utilicen para ello, sean acordes a la normativa vigente de la Ley de Seguridad Privada.

En concreto, el servicio de vigilancia no uniformada se recoge en el artículo 48.1.b de dicha normativa, atribuyendo de manera exclusiva a los detectives privados esta actividad, siendo un delito penal para las personas que realicen este trabajo, sin la autorización legal correspondiente.

Comentarios