sábado 18.01.2020

Mango africano, ¿un fruto milagroso para quemar grasa?

Mantener una alimentación adecuada y una vida activa es el mejor consejo que se puede dar a una persona que desea perder peso y mantenerse en unas condiciones físicas saludables
Mango africano, ¿un fruto milagroso para quemar grasa?

Aunque parezca mentira, todavía hoy mucha gente cree en las dietas milagrosas que prometen una reducción de peso considerable en muy poco tiempo. Estas propuestas suelen ser, además de inútiles, peligrosas para la salud. No hay nada más efectivo y sano que no hacer excesos con la comida, mantener una dieta variada y practicar ejercicio a la hora de bajar los kilos de más.

Sin embargo, sí que existen ciertos hábitos o incluso alimentos que, si bien no van a hacer magia respecto al peso, sí pueden ayudar en el proceso de adelgazamiento. Uno de ellos es el mango africano, un fruto originario de la parte más occidental de África.

Esta fruta ha sido utilizada con fines medicinales en las tradiciones de la zona donde se cultiva y se recolecta debido a su alta capacidad de aumentar la energía del consumidor y, sobre todo, de saciar su hambre.

Tanto es así que era una de las opciones favoritas para aquellas personas que se iban a ausentar durante mucho tiempo de su lugar de origen en busca de caza u otros motivos, para reducir el apetito mientras se alargaba su viaje.

¿Pero qué es el mango africano?

El mango africano es una fruta con un sabor y una textura muy apetecibles, sabroso y con alto valor nutricional. Además, se trata de un alimento con gran concentración de proteínas y fibra. Estos componentes son muy útiles para mejorar el funcionamiento del intestino y controlar y reducir el colesterol o los triglicéridos.

Pero el mayor valor del mango africano se encuentra en sus semillas que, como ya se ha señalado, contribuyen a reducir el apetito produciendo una sensación de saciedad. Por eso muchas personas incluyen el mango africano en su dieta cuando proyectan perder peso.

Es importante tener en cuenta que la mayor parte de los efectos positivos del mango africano se produce gracias a la ingesta de la semilla, algo no tan fácil de consumir. Esto ha hecho que las farmacéuticas creen complementos alimenticios a base de estas semillas. El objetivo es extraer todas las bondades del mango africano para aplicarlos como complemento a un plan de adelgazamiento.

Las pastillas de mango africano facilitan la ingesta, ya que no es tan sencillo tomar la semilla e incluso puede llegar a resultar difícil adquirir la fruta de manera habitual. Muchos son los usuarios que muestran resultados positivos al utilizar este complemento, tal y como demuestran estudios como el publicado en 2005 en la revista Lipids in health and disease, en el total de las personas que recibieron las pastillas y las consumieron redujeron su peso un 4% más que el resto de participantes en la prueba, que adelgazaron solo con la ayuda de un placebo. Lea la información completa aquí.

Otras evidencias científicas

Este estudio es solo uno de los muchos que se han realizado sobre las pastillas con base en el mango africano y sus semillas. Siempre han mostrado una mayor pérdida de peso los usuarios que, dentro del estudio, han consumido las pastillas con el componente real, a diferencia de los que han tomado placebo, donde se ha visto que la reducción de kilos es más lenta y menos efectiva.

En todo caso, conviene recordar que las pastillas de mango africano son solo una ayuda para conseguir unos resultados más satisfactorios en un proceso de pérdida de peso, pero que consumir las pastillas sin más no basta. Siempre será necesario mantener una dieta muy equilibrada y revisada por personal sanitario o profesionales de la nutrición y quemar calorías gracias al esfuerzo físico.

Comentarios