sábado 12/6/21

Audiencias para revertir prisión preventiva de Keiko Fujimori serán el 21 y 23 de abril

Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, también pidió el cese de la medida restrictiva por riesgo de contagio del coronavirus. Una de las diligencias será virtual

KEIKO FUJIMORI EVALUARAN PRISION PREVENTIVA

El Poder Judicial evaluará la reversión de la prisión preventiva de Keiko Fujimori Higuchi el 21 y 23 de abril. Su abogada Giulliana Loza anunció las fechas de las diligencias, una de las cuales será virtual para evitar riesgo de contagio del nuevo coronavirus (COVID-19) en el Perú.

La también lideresa de Fuerza Popular se encuentra recluida desde el 29 de enero de este año, luego que el magistrado Víctor Zúñiga concluyera que existen graves elementos de convicción en su contra además de su libertad representa obstrucción de justicia.

Recursos que buscan revertir prisión preventiva de Keiko Fujimori

Giulliana Loza presentó un pedido para cesar la prisión preventiva de Keiko Fujimori, cuyo plazo es de 15 meses, argumentando que corre peligro de contagio de la pandemia del coronavirus en los penales del país.

La hija de Alberto Fujimori, con 44 años, se pronunció al respecto en sus redes sociales exigiendo que se liberen a las mujeres encarceladas por existir el riesgo de la propagación de la enfermedad.

Este recurso será analizado por el juez Santos Benites Burgos, el mismo que este viernes analizó el caso de Jaime Yoshiyama, quien también busca su excarcelación al ser imputado de integrar la red criminal de Keiko Fujimori.

Esta audiencia se llevará a cabo el martes 21 de abril a las 10 de la mañana de forma presencial.

Cabe mencionar que otros políticos que también son investigados han solicitado la variación de su prisión preventiva utilizando el argumento de la COVID-19.

Quienes han logrado su beneficio son César Villanueva y el exárbitro Richard Martin Tirado, ambos imputados de recibir dinero ilícito de Odebrecht para favorecerla en la adquisición de licitaciones de megaobras públicas en el país.

Asimismo, Loza informó que también se analizará el recurso de apelación a la medida restrictiva, que interpuso días después dictada la orden.

Este pedido será evaluado por la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional que preside el juez superior César Sahuanay. Esta diligencia será virtual a través del aplicativo Google Hangouts Meet.

Misma sala que aceptó pedido evaluará el caso

Cabe señalar que la misma sala de apelaciones que aceptó convocar a audiencia para el recurso contra la prisión preventiva de Keiko Fujimori, será la misma que el próximo jueves 23 resuelva el caso.

El recurso interpuesto por la abogada Giulliana Loza fue criticado por el fiscal José Domingo Pérez, quien aseguraba que fue fuera de fecha y no debía considerarse tal como se hace para cualquier ciudadano.

La aprobación para convocar audiencia tuvo dos votos a favor de los jueces Rómulo Carcausto y Sonia Torre, y solo uno en contra del magistrado Edgar Medina Salas.

Estos magistrados serán los que integren la sala, luego que César Sahuanay e Iván Quispe e inhibieron.

Fiscales rechazan prioridad a pedido de investigados

Rafael Vela Barba, fiscal coordinador del Equipo Especial Lava Jato, en un escrito dirigido a la jueza Inés Villa Bonilla, presidenta de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada, consideró que la pandemia de coronavirus es aprovechada por los investigados.

Cuestionó que dicha corte dé prioridad a pedidos de audiencia planteados por los abogados de varios imputados y que no se atienda los requerimientos del Ministerio Público.

Asimismo, el fiscal José Domingo Pérez, quien está a cargo de la investigación contra Keiko Fujimori, también mostró su incomodidad ante los nuevos movimientos del Poder Judicial.

Por tal motivo, solicitó que se aparte al juez Roger Santos Benites y la anulación de la audiencia que evaluarían de la variación de prisión preventiva de Jaime Yoshiyama. Sin embargo, su pedido fue rechazado.

Entre los argumentos de la Fiscalía, figura una presunta conexión entre Benites Burgos y una alusión hacia su despacho en uno de los documentos incautados a Vicente Silva Checa, un coinvestigado implicado en el mismo caso, en octubre del 2018.

Keiko Fujimori es investigada como presunta cabecilla de una organización criminal dedicada a lavar activos del dinero ilícito de empresas que esperaban favores a cambio cuando ella llegue al poder. Una de las compañías involucradas es Odebrecht, por la que ahora es encarcelada.

Comentarios