PROYECTO 'COMPROMISO JOVEN'

Sevilla la Nueva apuesta por la reeducación juvenil

El alcalde de la localidad, Asensio Martínez Agraz, y el director del instituto Sevilla la Nueva, Raúl Frutos Morales, han presentado un programa que pretende sustituir las expulsiones del alumnado de los centros educativos por actividades socioeducativas en residencias de mayores, centros de discapacitados y en la biblioteca municipal 

Acto de la firma del proyecto 'Compromiso Joven' presidido por el alcalde de Sevilla la Nueva, Asensio Martínez Agraz.
Acto de la firma del proyecto 'Compromiso Joven' presidido por el alcalde de Sevilla la Nueva, Asensio Martínez Agraz.

La localidad madrileña de Sevilla la Nueva, el quinto municipio más joven de la Comunidad de Madrid, ha expuesto el proyecto 'Compromiso Joven'. Al acto han acudido el alcalde 'popular', Asensio Martínez Agraz, el director del instituto Sevilla la Nueva, Raúl Frutos Morales, y tres representantes de las entidades colaboradoras del proyecto entre las que se encuentran la biblioteca nacional, la fundación Ande o el grupo Rosalba. 'Compromiso Joven' se presenta como una segunda oportunidad para los alumnos que han sido expulsados del instituto por su mala conducta. En vez de permanecer en su hogar durante los tres días que dura la sanción, el joven será derivado a una de las siete entidades que colaboran con el programa para realizar labores socioeducativas con personas desfavorecidas, ancianos o en la biblioteca municipal. Este programa se enmarca en la obsesión de Martínez Agraz de convertir a Sevilla la Nueva en un municipio "más solidario".

El proyecto busca reeducar a los alumnos más allá del castigo proponiéndoles la participación en labores socioeducativas que les harán replantearse sus actitudes. El objetivo es que esta participación derive en una mejora de su actitud. "Sancionar no sirve de nada, hay que intentar otro tipo de intervenciones con los más jóvenes", afirma Raúl Frutos Morales director del IES Sevilla la Nueva y el principal artífice del programa. Además, Frutos ha querido agradecer la "implicación y la participación" a todos los que han colaborado para que 'Compromiso Joven' sea una realidad: "Os doy las gracias por no mirar hacia otro lado y tomar partida en la educación de nuestro alumnos que es algo muy necesario y que hoy en día no sucede con tanta frecuencia". 

El programa es voluntario y no busca la imposición, sino la colaboración del alumno. La junta directa es la que decide proponer al joven al que se va a sancionar con tres días de expulsión la posibilidad de colaborar con las personas que más lo necesitan. "No vamos a obligar a nadie a realizar estas actividades y los padres tampoco podrán decidir por el alumno", aclara Frutos. En este sentido, tanto el alcalde de la localidad como el director del IES Sevilla la Nueva también explican que en ningún caso realizarán labores técnicas y que se centrarán más en actividades anímicas o de apoyo en talleres propios del centro asignado.

Todos los partícipes del proyecto han coincidido en los tres principales objetivos de este nuevo modelo educativo. Primero, pretenden que sea el propio alumno expulsado el que reflexione sobre su mal comportamiento. Segundo, buscan que sea consciente de la realidad laboral y social del municipio. Y tercero, piensan que esta experiencia puede significar un enriquecimiento personal e individual del individuo en cuestión. Además, cabe destacar que una vez finalizados los tres días de actividades socioeducativas el alumno volverá a su centro de educación secundaria para proseguir con sus estudios, aunque esto no significa que no pueda a volver a realizar el proyecto. "La finalidad es que el alumno no tenga que volver al programa porque esto significará que su actitud ya ha cambiado. Aun así, podría volver a realizar estas actividades sí vuelve a reincidir en su mala conducta, siempre y cuando la entidad colaboradora esté de acuerdo y haya emitido buenos informes del sujeto en cuestión", explica Frutos. 

Hasta el momento, ya son tres los jóvenes que han participado en 'Compromiso Joven' de manera voluntaria y todos ellos con resultados muy satisfactorios. Martínez Agraz ha querido remarcar que este proyecto se enmarca dentro de un municipio que presume de ser el quinto más joven de la Comunidad de Madrid con una población de 1211 personas entre los 15 y 30 años. "Tenemos la obligación moral y el compromiso para atender las demandas de estos adolescentes que en su gran mayoría se encuentran en la educación secundaria", sentencia el alcalde.