martes 18/1/22

El cazador que hirió a un ciclista, investigado por lesiones por imprudencia

El cazador que el sábado hirió de un disparo a un joven que pasaba en bici por un camino forestal en Massanes (Girona) está investigado por los Mossos d'Esquadra como presunto autor de un delito de lesiones por imprudencia grave, mientras que los Agentes Rurales levantaron acta al responsable del terreno

cazador hombre caza escopeta disparo

Según confirman estos dos cuerpos, los hechos sucedieron sobre las 12:30 horas en el área privada de caza ubicada en el Collet del Mascle, cerca de la colina de Els Drópols, durante una batida de jabalí.

Uno de los participantes disparó hacia el camino y la bala impactó en la mano y en el cuádriceps de un joven subsahariano de 22 años que pasaba en bici por una pista forestal apta para la circulación de vehículos a motor.

Tras alertar de lo sucedido, una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) recogió al herido en un lugar de difícil acceso, lo desplazó hasta una zona más abierta y el helicóptero lo trasladó a las 14:30 horas al Hospital Josep Trueta de Girona, donde fue intervenido de urgencia.

Según han informado fuentes del centro, esta persona permanece ingresada en planta con lesiones graves en la pierna y la amputación parcial de un dedo de la mano.

Agentes de la Unidad de Investigación de los Mossos de Santa Coloma de Farners (Girona) y Agentes Rurales acudieron al lugar de los hechos y los primeros decomisaron el arma del cazador, un vecino de Massanes de 53 años y nacionalidad española, al que se le practicó una prueba de alcoholemia que dio negativa.

Esta persona y el jefe de la batida fueron citados en comisaría para declarar, mientras se comprobaba que todo se había notificado un día antes y que los participantes concordaban con la lista facilitada previamente.

Los Agentes Rurales certificaron también que el Ayuntamiento había autorizado el cierre de caminos y que se informaba de la jornada de caza con dos de las señales con los decretos de alcaldía.

Sin embargo, no había elementos físicos que impidieran o dificultaran el paso, cuando ese cierre “efectivo” es una de las condiciones de la orden de vedas para hacer uso de los caminos públicos y privados durante el transcurso de una batida.

Por este motivo, se levantó acta de denuncia por una infracción administrativa grave al responsable del área privada de caza, que puede representar una sanción de entre 1.001 y 3.000 euros.

El cazador disparó desde muy poca distancia del camino y en su dirección e hirió al joven que iba en bici desde unos 50 metros de distancia.

Disparar en o hacia un camino está rotundamente prohibido, la distancia de seguridad es de 25 metros, pero si se dispone del permiso para cerrarlo es posible, porque su uso público queda interrumpido.

Una vez los Mossos d'Esquadra entreguen su informe al juzgado, a la vista de todos los indicios aportados, se determinará de qué se acusa a la persona autora del disparo. EFE

 

Comentarios