sábado 11.07.2020
¿Quién está detrás de la intentona golpista?

El clérigo Fetullah Güllen acusa a Erdogan de orquestar el golpe de Estado

El presidente turco acusa al clérigo de auspiciar el levantamiento militar y pide a EEUU su extradición. Güllen condena la intentona y asegura que el golpe pudo ser simulado por el propio Erdogan

"Hay un ligera posibilidad de que fuera un golpe escenificado". Así lo cree el clérigo islamista Fethullah Gülen, de 75 años, el hombre que ha sido señalado desde el Gobierno turco como el instigador del golpe militar abortado, que por el momento se ha saldado con 265 muertos, más de 1.400 heridos, casi 3.000 militares detenidos y más de 2.800 jueces destituidos.

Gülen, que en su día fue aliado de Tayyip Erdogan y desde hace varios años es uno de los mayores enemigos del Gobierno, ha asegurado desde su exilio en su residencia de Pensilvania (Estados Unidos) que el golpe de Estado fallido pudo ser orquestado y simulado por el presidente turco y ha vuelto a negar estar detrás del alzamiento militar.

El predicador islamista y líder de la Alianza por los Valores Compartidos ha condenado el golpe y ha considerado que "la toma por la fuerza no es la vía del cambio" en Turquía.

Erdogan pide a EEUU la extradición de Güllen

Decenas de partidarios de Erdogan llevan desde el intento de golpe de Estado a las puertas de la residencia de Gülen protestando contra él y gritando consignas para que sea extraditado y procesado.

De hecho, Erdogan ha hecho un llamamiento público a Estados Unidos para que entregue a Turquía a Güllen y dejen de protegerlo. "Que nos entreguen al personaje de Pensilvania", clamó el presidente turco durante una comparecencia en Estambul ante miles de sus seguidores. Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha emplazado a Ankara a presentar pruebas "legítimas" de la implicación de Güllen en la asonada militar y ha dejado claro que no ha recibido ninguna petición de extradición.

Erdogan dijo durante la intentona golpista que algunos de los militares sublevados recibían "órdenes de Pensilvania", en referencia a la residencia de Gülen en Estados Unidos.

Gülen se exilió a EEUU después de que el presidente turco lo acusara en 2013 de promover una investigación por corrupción contra su Gobierno. Desde entonces, Ankara incluyó al influyente clérigo en la lista de terroristas más buscados y de querer desestabilizar al país.
 

Comentarios