miércoles 20.11.2019

Abucheos y caos en el Parlamento impidieron el discurso de la jefa del Ejecutivo de Hong Kong

Es la primera vez que un líder de la antigua colonia británica no puede pronunciar la alocución anual de política desde que comenzó a hacerse en 1948
Abucheos y caos en el Parlamento impidieron el discurso de la jefa del Ejecutivo de Hong Kong

Carrie Lam, jefa del Ejecutivo de Hong Kong, se vio obligada este miércoles a renunciar a un discurso en el Parlamento local debido a abucheos de diputados tras meses de manifestaciones y crisis política.Con su alocución de política general, Lam intentaba recuperar la confianza de la población, pero los diputados prodemocráticos la abuchearon, y la forzaron así a irse del Consejo Legislativo.

Se trataba de un discurso importante después de meses de manifestaciones y acciones casi diarias para exigir reformas democráticas, en medio de denuncias de injerencia de las autoridades centrales chinas.

Este nuevo episodio cristaliza la profunda división en la sociedad hongkonesa.

Lam intentó dos veces pronunciar el discurso. De trasfondo se oían las protestas de los diputados pro-democráticos, minoritarios en un Consejo Legislativo dominado por los parlamentarios favorables a Pekín.

Algunos agitaron pancartas en las que se veía a la líder hongkonesa con las manos ensangrentadas.

Un diputado proyectó lemas del movimiento de protesta con un proyector de bolsillo en la pared situada justo detrás de la jefa del Ejecutivo. Luego se puso una máscara con la cara del presidente chino Xi Jinping.

Ella lo intentó por segunda vez. En vano. La dirigente, cuyo nivel de popularidad se encuentra en mínimos, acabó marchándose del edificio bajo escolta.

Poco después se difundió un video pregrabado de su discurso.

Es la primera vez que un líder de la antigua colonia británica no puede pronunciar el discurso anual de política desde que comenzó a hacerse en 1948.

En la alocución pregrabada, Lam anuncia ayudas financieras y su intención de aumentar la oferta de alojamientos y terrenos para resolver la penuria de viviendas. Los alquileres en esta región semiautónoma figuran entre los más elevados del mundo.

Superar la tormenta

“Creo firmemente que Hong Kong podrá superar esta tormenta y avanzar”, declaró.

Tal y como se esperaba, Lam no hizo concesión alguna a los manifestantes, lo que avivó las críticas en el movimiento prodemocrático.

“Sucedieron tantas cosas en las calles de Hong Kong durante los últimos cuatro meses, pero Lam se ha estado escondiendo en un abismo o actuando como una estatua de cera”, lamentó Tanya Chan, una diputada pro-democrática.

La diputada pro-Pekín Regina Ip fustigó la actitud de los diputados de la oposición.

“Creo que el comportamiento de mis colegas pro-democráticos que insultan, gritan y saltan (…) para impedir a la jefa del Ejecutivo pronunciar su discurso político es vergonzoso y debería condenarse”, declaró a la AFP.

Willy Lam, un experto en política de la Universidad china de Hong Kong, considera que de todos modos el discurso no hubiese calmado gran cosa al movimiento de protesta, alimentado por años de descontento por el retroceso de las libertades y la ausencia de un auténtico sufragio universal.

“Carrie Lam sigue las instrucciones de Pekín”, declaró a la AFP. “Incluso las subvenciones económicas no parecen demasiado impresionantes y habrá que esperar años para que se concreten”, agregó.

Origen de la movilización

La movilización surgió como un rechazo a un proyecto de ley destinado a autorizar las extradiciones a China.

El texto se retiró pero se hizo demasiado tarde, según los manifestantes, que han aumentado sus reivindicaciones, rechazadas por el Ejecutivo hongkonés y Pekín bajo el argumento de que las libertades en Hong Kong están protegidas.

El discurso de Lam llegó horas después de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos votara una “ley sobre los derechos humanos y la democracia en Hong Kong” que amenaza con suspender el estatuto económico especial concedido por Washington a la antigua colonia británica.

Comentarios