viernes 4/12/20
Polémica

La afición por las sustancias extrañas de un futurible del Real Madrid

Raheem Sterling se divierte con prácticas muy peligrosas para la salud

Sterling con el famoso globo.
Sterling con el famoso globo.

Raheem Sterling es uno de esos genios precoces del fútbol que aparecen cada muchos años. Tiene una habilidad innata para un chico de su edad, algo que le sirvió para debutar con el Liverpool con tan solo 17 años. Además, con 20 primaveras ya  ha disputado catorce partidos con la selección inglesa.

Por eso, no es de extrañar que el Real Madrid le siga la pista. "Conocemos a Raheem Sterling y por supuesto que estamos pendientes de él", reconoció Zidane en una entrevista concedida a Sky Sports. Los siete goles y ocho asistencias que lleva este año en la Premier, unidos a su velocidad, son argumentos más que suficientes como para que los grandes le tengan en cuenta. El año pasado ya hizo nueve tantos y repartió siete pases de gol.

Sin embargo, el joven de orígenes jamaicanos no está digiriendo el éxito de la forma más discreta. De hecho, en las últimas fechas se ha convertido en un objetivo prioritario para los medios sensacionalistas, ya que sus fiestas no dejan a nadie indiferente. Además, ha rechazado varias ofertas de renovación de los ‘reds’ y eso le coloca en una posición todavía más delicada.

Tiene contrato hasta 2017, pero parece que espera salir este verano, aunque sus escándalos pueden echar para atrás a más de un equipo importante. A pocos directivos les gusta ver fotos de sus jugadores como la que ha protagonizado Sterling en el diario The Sun.

El extremo ha sido cazado tomando aire de un globo naranja que supuestamente contiene óxido nitroso. Se le ve muy contento con varios amigos mientras inhala el gas de la risa, una sustancia que produce que el oxígeno llega al cerebro en una proporción muy pequeña. Los consumidores se suelen sentir aturdidos y mareados.

En cambio, al futbolista eso no le importó demasiado cuando estaba disfrutando de sus efectos, ya que las imágenes habrían sido captadas en el día previo a un partido frente al Newcastle, en su casa de Southport. Además, este no es el primer incidente de este tipo que ha protagonizado Stearling. El jovencísimo jugador ya fue fotografiado fumando una sisha, que supuestamente tenía los mismos efectos perjudiciales que 200 cigarrillos, por Mirror. Sin embargo, Cristiano Ronaldo también es aficionado a estas ‘pipas de agua’, aunque puede que los elementos que utilice el inglés sean mucho más duros.

En cualquier caso, el club no piensa sancionarle y solo tendrá que soportar una charla de su entrenador. "Hablaré con él para que no vuelva a suceder, para hacerle ver que aquí solo queremos jugadores que se centren en el fútbol. Debe entender que en su situación tiene que comportarse como un profesional. Cuando eres un deportista profesional hay cosas que no puedes hacer", dijo Brendan Rodgers ante la prensa.

Comentarios