domingo 22/5/22
Cirugía plástica

El turismo estético cobra fuerza en Argentina

Hoy en día los beneficios de la cirugía plástica son incalculables, pues no solo se trata de alcanzar un nivel según los cánones de belleza, sino de rectificar detalles que no nos gusten de nuestro cuerpo y que quizás atentan contra nuestra autoestima

cirugia
Cirugia. | ED

¿Por qué no utilizar las manos prodigiosas de los médicos para sentirnos bien con nosotros mismos? Nada nos lo impide, aunado al hecho que cada vez son menos los riesgos a la hora de someternos a una cirugía.

Los adelantos que permiten recuperar la apariencia y la funcionalidad al individuo es uno de los grandes beneficios de la cirugía plástica en la actualidad, principalmente cuando se trata de corregir casos como asimetría de senos.

En el caso de Argentina, son cada vez más las extranjeras que eligen este país para hacerse cirugías plásticas. Países como Canadá, España, Portugal, Brasil, México y Colombia son exportadores de gran cantidad de mujeres que apuestan por la medicina de renombre internacional y la tecnología avanzada que ofrecen médicos reconocidos.

Aunado a los buenos precios que ofrece el turismo estético, esta industria surge de la crisis de las coberturas médicas en otros países y del boom del internet, pues cada vez son más los médicos que comparten sus conocimientos en la web, como es el caso del cirujano plástico  Cristian Gansslen, para ganar la confianza de los pacientes que deseen instruirse sobre la cirugía a la que se someterán voluntariamente, bien sea por salud física o mental.

Con solo una computadora conectada a la red, los pacientes tienen acceso a una infinidad de opciones para operarse; por lo que portales de estética se enfocan en brindar la mayor ayuda posible a través de blogs y otros artículos de interés.

El doctor Gansslen, reconocido médico de la ciudad de Córdoba en Argentina, enfatizó que resulta de gran importancia que antes de ser intervenido quirúrgicamente, el paciente tenga pleno conocimiento de los pro y contra, por lo que en su caso siempre mantiene el contacto con los pacientes que se encuentran en otras ciudades, quienes incluso le envían fotos y reciben un diagnóstico presuntivo. La prioridad de este cirujano es que el paciente se sienta cómodo con la decisión que tomará y que cambiará su vida para siempre.

Cifras extraoficiales indican que desde 2004, Argentina ha recibido alrededor de 150.000 pacientes extranjeros e incluso dentro del país son cada vez más las mujeres que se trasladan a otras ciudades como Córdoba, para someterse a una intervención estética. Cabe destacar que el país austral tiene un interesante currículum en cuanto al bisturí se refiere, pues según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica (ISAPS) este es el tercer país del mundo donde se efectúan más de 50 mil intervenciones anuales, luego de Estados Unidos y México.

De igual manera, el doctor Gansslen agregó que la cirugía plástica no pasa solamente por el aumento mamario, la gluteoplastía o la ginecomastia, pues el turismo estético también ha salvado la vida de millones de personas que sufren por cicatrices deformantes, hipertrofia mamaria, anomalías del desarrollo de mamas, deformidades faciales y craneanas, deformidades de tejidos por traumatismo o enfermedad, quemaduras, amputaciones, entre otros.

Finalmente, para que una cirugía estética sea realmente exitosa, resulta de vital importancia que el paciente tome en cuenta las limitaciones de su caso, lo que se refiere más a un tema de salud que a traslado a otra ciudad o país; así como también es necesaria la selección de un especialista con amplia trayectoria y reconocimiento, siendo ésta una condición que no tiene excepciones.

¿Cuál es el perfil del turista estético?

El turismo estético se trata de la búsqueda de un servicio médico que no se encuentra en el país de origen. En tanto, este tipo de turista son en gran mayoría mujeres de entre 30 y 70 años, quienes principalmente se enganchan por la trayectoria de los médicos, que además son reconocidos por sus resultados finales.

Asimismo, hay dos tipos de turistas: los que viajan para operarse y permanecen en el país el tiempo mínimo, y los que además de operarse aprovechan para hacer turismo durante varios días, lo que finalmente es como dice el dicho “matar dos pájaros de un solo tiro”.

En conclusión,  frente a la traba idiomática y la distancia de los países exportadores de turistas estéticos, Argentina esgrime una excelente bandera de médicos con prestigio internacional, por lo que resulta impensado dejar pasar la oportunidad.

El turismo estético cobra fuerza en Argentina
Comentarios