lunes 23/5/22

Elon Musk vuelve a apostar por Dogecoin

Que al magnate, futurólogo y poseedor de su propia agencia espacial Elon Musk le atraen las criptomonedas hace tiempo dejó de ser un secreto, de hecho su interés por Dogecoin fue en gran parte el responsable del crecimiento en el precio de esta criptomoneda en el pasado y viendo lo sensible que es el mercado de las criptomonedas a este tipo de eventos externos no es en absoluto descartable que pudiera volver a ocurrir en el futuro, dado el reciente tweet del multimillonario
Dogecoins on a clothesline in a close-up

Y es que mediante la popular red social el sudafricano ha hecho pública la intención de aceptar a Dogecoin como moneda en la adquisición de algunos de los productos de Tesla, aunque por el momento no sus apreciados vehículos, ya que primero se quiere comprobar qué tal funciona esta iniciativa. En el pasado reciente Musk también afirmó su confianza en que en un futuro Marte colonizado por la humanidad las criptomonedas como Dogecoin serán la moneda de curso legal, una opinión muy a tener en cuenta dado que la colonización del planeta rojo es uno de los objetivos de SpaceX, otra de las joyas de la corona del emporio empresarial de alta tecnología de Elon Musk.

El mercado más allá del “meme”

Pero Dogecoin no es, ni mucho menos, la única moneda que interesa a Elon Musk y por supuesto al resto de los inversores, ni las exchanges son el único tipo de plataformas que permiten operar con ellas, dado que también se puede invertir con criptomonedas con brókeres online como Plus500, plataformas en las que se pueden encontrar las criptomonedas más populares para especular utilizando la herramienta del apalancamiento, la cual tiene dos caras, por un lado permite operar con un capital menor de lo normal y por otro si se experimentan pérdidas estas serán mayores y más rápidas que si se invirtiera sin apalancamiento.

Bitcoin, la criptomoneda más valiosa y aquella que dio comienzo a un mercado billonario, ha tenido uno de los mejores años de su corta historia, el mejor si se tienen en cuenta sólo los números absolutos y no los porcentajes, tanto que en varias ocasiones ha marcado nuevos récords históricos, los cuales han dejado el hito del 2017 en mantillas y han conseguido que durante una buena parte del año bitcoin capitalice en total más de un billón de dólares, lo cual la coloca al nivel de empresas como Tesla. Para el 2022 existe una sugestiva predicción de un cuarto de millón de dólares para enero y de un millón de dólares para el año 2024, aunque el comportamiento de la criptomoneda ya ha demostrado su resistencia a ser predicho en múltiples ocasiones.

Por otro lado tenemos a ethereum, una criptomoneda que aspira a arrebatar la hegemonía a bitcoin y que ha asegurado su posición como segunda más capitalizada y que también es una de las más valiosas de forma individual, aunque, todo hay que decirlo, a gran distancia del precio de bitcoin. Ethereum no tiene un límite máximo de emisión como sí ocurre en el caso de bitcoin, pero de forma regular la recompensa también se reduce, por lo que el aumento de su masa es cada vez más lento a pesar de no tener un techo.

Con casi 60.000 millones de dólares de capitalización y ocupando la quinta posición -muy lejos de ethereum y bitcoin- se encuentra solana, una criptomoneda que comúnmente se encuentra compitiendo con cardano -que durante unos meses fue la niña de los ojos de una parte importante de la criptocomunidad, hasta tal punto que para sus partidarios era toda una ethereum killer en potencia- y con polkadot, una criptomoneda de alta escalabilidad y considerada barata para los nuevos proyectos. Rudá Pellini, experto en criptomonedas, pronosticó a finales de verano que esta criptomoneda podría llegar a alcanzar un valor de 900 dólares, aunque este optimismo no es compartido por otros analistas.

Las criptomonedas son un tipo de activos muy sensibles a todo tipo de acontecimientos externos, y además la legislación al respecto todavía se encuentra en sus inicios, por lo que toda inversión en este tipo de activos debe realizarse con todas las precauciones posibles, ya que han demostrado en múltiples ocasiones que puede caer rápidamente y además hacerlo con fuerza.

Elon Musk vuelve a apostar por Dogecoin
Comentarios