lunes 17/1/22

Actualmente, existen distintos tipos de whisky, así como una infinidad de recetas y distintos modos de elaborarlo. En el mundo, hay marcas de whisky que ofrecen sabores y versiones diferentes.

Ante este gran abanico de opciones, puede resultar difícil saborear todos los tipos disponibles en el mercado. Para ello, han surgido distintas empresas que facilitan dicha degustación, como es el caso de Whisky Flavour, un negocio que ofrece una caja de suscripción de degustación de whisky para que sus afiliados puedan experimentar las distintas variantes de esta bebida sin tener que comprar botellas completas. El sistema de suscripción es asequible y los envíos se realizan a cualquier parte del mundo.

Clasificación de whisky por su procedencia

Actualmente, el mundo del whisky es amplio y diverso. Una forma de clasificar las marcas de whisky es según su procedencia. Las variedades escocesas se conocen como “scotch” y se caracterizan por su fermentación en barricas de roble durante un período mínimo de tres años.

Los irlandeses, conocidos como “Irish whiskeys”, se distinguen por su triple destilación de cebada malteada y maíz. Similares a ellos son los canadienses, en los que se aprecia un sabor suave y ligero. A su vez, el galés es un whiskey único en el mundo y de primer nivel. Estados Unidos, con la producción en los estados de Kentucky y Tennessee, y Japón, con sus destilados de sabor fuerte, también son otros puntos en los que se elabora whiskey de gran calidad.

La ventaja de contar con el envío de una caja de suscripción de degustación de whisky es la posibilidad de probar whiskies de distintas procedencias de manera fácil y accesible.

Clasificación de whisky por el método de elaboración

Otra posibilidad de clasificación del whisky es según su composición. En este caso, se pone el foco en el cereal utilizado, el método de fermentación y el tiempo que lleva el proceso. El whisky de grano, por ejemplo, se elabora con maíz y cebada no malteada, se fermenta durante entre tres y cinco años y es utilizado para crear los denominados “blends”, o whiskies mezclados, cuyo sabor es más suave que el de otras variedades.

Otro tipo de whiskey es el "bourbon", uno de los más conocidos de Estados Unidos. El método consiste en la fusión de levaduras ya fermentadas con otras nuevas. El resultado es un sabor aromático y acaramelado. Uno de los métodos con el que se obtienen algunos de los más exclusivos whiskies es el del destilado puro de una malta, en el que se fermenta y destila cebada o centeno malteado.

En definitiva, gracias a la caja de suscripción de Whisky Flavour los amantes de esta bebida podrán realizar una degustación completa para determinar cuál es el licor que más complace el gusto personal.


Comentarios