NUEVO DESCUBRIMIENTO

El Premio Nobel de la Física 2017, para la detección de las ondas gravitacionales

Los científicos Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne recibieron el premio nobel de física 2017 por su colaboración en el experimento LIGO

Descubrimiento de la detección de ondas gravitacionales.
Descubrimiento de la detección de ondas gravitacionales.
El Premio Nobel de la Física 2017, para la detección de las ondas gravitacionales

El Premio Nobel de Física 2017 ha sido asignado a los científicos Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne por su estudio dedicado a la detección y observación de las ondas gravitacionales en el experimento LIGO.

La recompensa ha sido distribuida entre los tres científicos. Rainer Weiss ha obtenido la mitad del premio por crear la técnica de la interferometría láser, con la que llevarían a cabo el estudio, mientras que Barry Barish y Kip Thorne han compartido su parte. Barish fue el investigador primordial en el experimento LIGO y Thorne, por otro lado, ha aportado sus conocimientos matemáticos.

ganadores

El origen de dicho proyecto recae en La Teoría General de la Relatividad de Einstein, que fue el primero en descubrir dichas señales. El científico aseguraba que nadie podría detectarlas, pero esta nueva invención confirma esta teoría que recae en tiempos remotos. Según el científico “todos los cuerpos en movimiento en el espacio se hunden por su peso en la malla del espacio-tiempo y generan ondas, como cuando una piedra cae en un río”.

einstein

El Observatorio Europeo de la Gravedad (EGO) anunció la semana pasada en Cascina, Italia, la detección de estas ondas por cuarta vez, provocadas por la fusión de dos agujeros negros que tenían una masa alrededor de 53 veces la del sol. Estas ondas constituyen el nexo espacio-tiempo.

No es la primera vez que estos físicos luchan por sacar a la luz este nuevo descubrimiento, ya que en el año 2016, al presentar esta idea, la revista “Science” se refirió a él como “el descubrimiento del año”, insinuando que el premio recaería en estos tres científicos. Sin embargo, los afortunados en ganar el Premio Nobel 2016 fueron David Thouless, Duncan Haldane y Michael Kosterlitz por su estudio sobre las transiciones de las fases topológicas.

Los tres físicos recibieron junto con los demás colaboradores internacionales del proyecto el Premio Princesa de Asturias 2017, por su papel en el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales.

Tras recibir la noticia, los inventores expresaron su gratitud, ya que, tal y como declararon, detrás del proyecto “hay más de mil personas”. Weiss, por otro lado, expresó en una conferencia que “fue un descubrimiento indirecto pero muy afortunado y un enorme descubrimiento para nuestro campo”.