viernes 24/9/21

España, Bigas Luna, Miguelito y la Expo de Shanghái

Mucho se ha hablado del pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghái que se celebra hasta el 31 de octubre del 2010. Incluso aquellos que nunca han pisado China saben que está construido con un llamativo exterior de mimbre y que es uno de los más populares de todo el recinto gracias a Miguelito, una reproducción gigantesca de un bebé que despide a los visitantes justo antes de abandonar el edificio español.

También se sabe que los cineastas Bigas Luna, Basilio Martín Patino e Isabel Coixet han sido los responsables de la creatividad de las salas interiores de la edificación, y que por deformación profesional se han apoyado en materiales audiovisuales para reflejar su particular visión de nuestro país. Lo que no se conoce tanto es el contenido de dichos materiales, las imágenes que recogen sus proyecciones. Algunas de ellas, simplemente equivocadas.

A muchos les sorprendería saber que, entre imágenes de viviendas habitadas por indios, marroquíes, rumanos y muy pocos personajes typical Spanish (al parecer es la España que conoce el primero de los cineastas), Bigas Luna aprovecha para mostrar imágenes de los atentados del 11-M en toda su crudeza. Se pueden ustedes imaginar las reacciones de los turistas chinos al ver semejante cuadro. Primero les bajan huesos de toro sobre sus cabezas, algo que en la cultura oriental se identifica como mal augurio. Y luego les rematan mostrando la crudeza de la muerte y la desolación en pleno centro de Madrid, junto a unas instantáneas de la manifestación por la muerte de Miguel Ángel Blanco. Todo un ejemplo de cómo no se vende al exterior la realidad de un país.

Dice Bigas Luna que ha tratado de mostrar el “ADN de España” en su obra, pero casi se olvida de poner españoles en los vídeos. Eso sí, el cartelón de Telefónica se ve divinamente en los casi 50 metros de la pantalla superior. Curioso, precisamente ahora que se llama Movistar.

Vender terrorismo no es sólo un grave error para nuestra representación exterior. Es de mal gusto. Afortunadamente, los seguidores de Luna pueden estar tranquilos. El director no ha perdido el gusto del todo: su próxima película la protagoniza Elsa Pataky.

www.miguelangelrodriguez.net

Comentarios