lunes 01.06.2020

Un presunto país llamado España

Hace aproximadamente unos 30 años cuando los españoles teníamos el 50% menos de leyes que cumplir y cuando los políticos robaban lo “normal”, España era un país más.

Pero esto ha ido cambiando. A medida que la maquinaria administrativa ha ido creciendo y retroalimentándose de leyes para prohibir todo y sobre todo para autoprotegerse y blindarse justamente de los que le han votado, España se ha convertido en un país virtual, o mejor dicho, en un presunto país. ¡¡Vamos!!, que en lugar de maquinaria administrativa, tenemos un trasto inútil que ha fagocitado la democracia, la justicia y la Constitución. Ya no queda nada de nada hoy en día.

La corrupción es tan descomunal que sus tentáculos contaminan nuestro país al más puro estilo de “La Cosa Nostra”

Esto ha propiciado que todos los políticos y miembros del Sistema disfruten de una “Patente de Corso”, y así, si tienen ocasión podrán robar sin compasión, desde la Casar Real hasta el último chiringuito feudal. Pero estos “hijos de puta” –y lo digo con todo el respeto del mundo- no han robado lo normal, nos han crujido y nos han dejado tiesos. Son tantos los chorizos y delincuentes que en un mismo día se destapan varios casos de corrupción. Pronto la cola del juzgado parecerá la cola del paro; dará la vuelta a la manzana. Por tanto, hoy en día y a pesar de tener pruebas contundentes, a los imputados ya no se les puede llamar delincuentes para no alarmar a la población, ahora se les llama “presuntos”.

La corrupción es tan descomunal que sus tentáculos han contaminado todos los pilares de nuestro país al más puro estilo de “La Cosa Nostra”. Por tanto esta palabreja “presunto” la podemos aplicar a cualquiera de los pilares de nuestra sociedad.

Podemos comprobar que la justicia ya no es justa, es presunta justicia, los terroristas ya no son terroristas, son presuntos políticos, los políticos son presuntos delincuentes, a los chorizos administrativos se les llama presuntas irregularidades administrativas, el PP es presuntamente de derechas y el PSOE presuntamente obrero y español, si un funcionario extremeño quiere trabajar de funcionario en Galicia, presuntamente podrá trabajar. Sobre el idioma... presuntamente el español es el idioma de España. Y así hasta llegar a ti, que presuntamente eres español y presuntamente estás cabreado, y presuntamente tienes libertad. Pero no te equivoques, sólo presuntamente porque es más fácil estudiar en español o montar un chiringuito rotulado en español en Holanda que en muchas regiones de España. Porque somos un presunto país.

Si alguna vez alguien te pregunta de qué país eres, ya puedes contestar: “presuntamente soy español”, por que aquí todo es presunto menos la imbecilidad nacional.

Presuntamente así lo pienso y así lo digo.

Juan Vte. Santacreu - en Twitter @JVSantacreu – Estrella Digital

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.



Comentarios