Imprimir

Socorrista, vigilante y monitor: "Las piscinas en agosto están desiertas"

Estrella Digital | 16 de agosto de 2017

Las piscinas en agosto más vacías que ningún otro mes.
Las piscinas en agosto más vacías que ningún otro mes.

Llega agosto y casi todo el que puede se va. Esto tiene sus pros y sus contras a la hora de hablar de trabajadores en agosto. Que la gente abandone sus ciudades para disfrutar de sus vacaciones en agosto hace que algunos trabajos estén hasta arriba y otros se puedan vivir más relajados

Agosto, además de un mes con muy altas temperaturas,  es cuando la gente emigra a sus pueblos o a cualquier rincón con playa para pasar sus vacaciones. Es entonces cuando algunos puestos de trabajo se quedan en agosto  con una clientela mínima, como es por ejemplo el empleo de socorrista y vigilante de piscina.

Es por eso por lo que hemos querido salir a la calle y que los propios trabajadores nos cuenten. Hablamos con Luis Miguel, que lleva seis años siendo socorrista y vigilante en una piscina comunitaria de Canillejas. Y es que, a parte de procurar que la gente no caiga al agua y se ahogue, también se encarga de mantener la piscina y las instalaciones limpias, así como también vigilar que todo esté en orden.

"En julio se nota que hay muchísima gente que viene a la piscina, pero en agosto como la gente se va de vacaciones hay menos trabajo, incluso hay días que solamente bajan un par de personas ", Luis Miguel cuenta que en los meses de junio, julio y la mitad de septiembre las piscinas se encuentran más saturadas, bien porque la gente aún no se ha ido de vacaciones, o bien porque ya han vuelto de ellas. Pero, como el mes más transcurrido para disfrutar de unas buenas vacaciones en la playa es el de agosto, es ahí cuando las piscinas se encuentran un poco más desiertas.

Son las piscinas las que salvan del calor de verano, y es por eso por lo que en los días de verano se abarrotan. Pero el trabajo en agosto a diferencia con los demás meses de verano es algo distinto, ya que el mes de agosto es cuando la mayoría de la gente se va de vacaciones, por lo que hay menos trabajo en agosto y, entonces, hay un ambiente más relajado.

Pero en agosto, tanto en una piscina comunitaria como en una pública el nivel de gente a diferencia de otros meses de verano, desciende. Es un cambio en agosto que los propios socorristas notan.

Los meses de verano en una piscina, para trabajadores como Luis Miguel, se pueden hacer algo aburridos o monótonos. Esto se debe a que aparte de vigilar el ambiente y tener precaución para que nadie sufra ningún daño ni se ahogue, deja mucho tiempo libre. Luis Miguel, por ejemplo, dedica ese tiempo libre para leer o para estudiar.

¿Y quiénes son aquellas personas que en agosto siguen siendo fieles a las piscinas? Pues según Luis Miguel las personas mayores y las madres con sus hijos son quienes en agosto siguen disfrutando de un buen baño. "Ahora en agosto, como hay tan poca gente que viene a la piscina, las únicas personas que vienen son personas mayores y madres con sus hijos. Y aunque haya muy poco trabajo en agosto y a veces se haga un poco pesado, siempre puedes disfrutar de la compañía de los niños o sumergirte en agosto en un buen libro" detalla Luis Miguel sobre la gente que va a refrescarse y a combatir el calor.

En definitiva, el mes de agosto igual que los chiringuitos de la playa están hasta arriba, las piscinas no tienen esa misma suerte en a. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/reporteros/socorrista-vigilante-monitor-piscinas-agosto-estan-deserticas/20170816202010327760.html


© 2019 Estrella Digital
Estrella Digital