miércoles 28/10/20

“Desde extramuros”

torra
torra

¡Viva el independentismo!

Sin duda el independentismo es toda una corriente económica de última generación, vamos lo que viene siendo un negocio. Sinceramente creo que los políticos independentistas lo único que hacen es mirarse el ombligo, y no precisamente para sacarse las pelusas de él, si no para lucrases a costa de la ilusión de la gente, ¿o lo llamaban ensoñación?.

¡A mi la independencia!, o mas bien, ¡A mí el botín!, gritos de guerra que esconden un inmenso negocio, el de la Republica Independiente S.A., es negocio donde todo será posible, donde el saqueo de las arcas publicas (el 3%) se hará conforme a los nuevos postulados del independentismo y no será delito, todo lo contrario, será un derecho de todo político “indepe” que se tercie. Eso sí, solo políticos de casta y con ADN independentista, los otros no nos interesan, eso para la España que roba.

Hace unos días, su graciosa independencia el muy “indepe”, Señor, por llamarlo algo, Torra, era inhabilitado de su cargo, y con profunda tristeza y con rabia contenida hacia la España “robona”, dejaba su cargo, por mandato del imperio de la ley.

Pero la marcha ha sido menos triste de lo habitual, el señor presidente, se marcha con ciento veinte mil euro durante los próximos cuatro ejercicios y noventa y dos mil euritos del ala, de pensión vitalicia. “Pensioncilla” que paga la España “Robona”, pero claro, la pela es la pela y para eso España no roba, solo cumple con la ley.

Veintiocho meses de trabajo y una indemnización vitalicia, que ningún mortal español logrará en su vida laboral. Veintiocho meses de trabajo en los que no ha hecho ni el huevo, solo tocar los bemoles al respetable y atizar el fuego del independentismo para que no se apegue, y así poder seguir viviendo de “La sopa boba”, eso sí, Española, que es la que paga.

Y yo me pregunto, en esos veintiocho meses de trabajo, ¿qué es lo que ha hecho este señor para mejorar la vida de los catalanes?, pues se lo voy a decir yo, nada. Solo gastar dinero en viajecitos a Bruselas, regar a asociaciones amigas con el buen dinero de los españoles, para que sigan luchando contra el conjunto del estado, eso se le ha dado fenomenal. Pero producir, lo que  se dice producir, nada de nada. 

Pero a pesar de que no ha producido nada por el bien de los catalanes, se lleva una pensioncita vitalicia, con escolta y oficina para seguir tocando las narices desde su condición de jubilado independentista. Así podrá seguir dando lecciones del cumplimento de la ley, mientras el mismo no la cumple.

¡Viva el independentismo!, ese negocio monetario que beneficia a unos pocos, mientras que el resto les siguen como borregos al pastor, mientras unos se comen el queso y se beben el vino debajo de un chaparro, los otros comen la hierba a pleno sol en un secarral.

Pues eso, que el señor Torra y compañeros mártires, se lo pasan de lujo, usando a los catalanes mientras ellos, venga buen vino, buena comida y buen suelo, eso sí, vitalicio.

 

David Gómez González

Comentarios