domingo 05.07.2020

¿Una taza de té con pesticidas? Un informe de Greenpeace revela la alta presencia de estos venenos en el té indio

El estudio de Greenpeace ha levantado un gran revuelo.
El estudio de Greenpeace ha levantado un gran revuelo.

Un estudio de Greenpeace que ha encontrado altos niveles de pesticidas en té de la India ha levantado gran revuelo. Sus implicaciones van más allá de este país asiático, ya que la India exporta su té a todo el mundo.

El té es una de las bebidas más populares. No faltan estudios que canten sus virtudes, a causa de su contenido de algunas sustancias -especialmente en algunas clases de té. Pero la artificialización de las prácticas agrícolas puede hacer que, mezcladas con ésas sustancias, haya otras, y no tan deseables, en la infusión. Eso es lo que recoge el informe que acaba de ser publicado estos días.

Según los resultados del informe hecho público por esta organización internacional "prácticamente todas las muestras  de té envasado y adquiridas en el mercado indio para su estudio contenían residuos de al menos un pesticida  y más de la mitad de ellas contenían un cóctel de más de 10 pesticidas distintos, incluyendo una muestra que contenía 20".

"Se detectaron un total de 34 pesticidas diferentes, entre ellos el altamente peligroso   monocrotophos (asociado a la tragedia de Bihar donde murieron 23 niños por un envenenamiento agudo por un uso indebido de recipientes de pesticidas en un comedor escolar) o pesticidas neonicotinoides como el imidacloprid (ligado a impactos reproductivos o del desarrollo en animales, así como a efectos perjudiciales para las abejas y otros insectos beneficiosos)", según Melissa Shinn, responsable de la campaña de agricultura ecológica de Greenpeace International.

Los resultados mostraban "la presencia sistemática de mezclas de múltiples pesticidas, algunos clasificados como alta o moderadamente peligrosos por la OMS

"Parece" -añade además la responsable de la campaña- "que 23 de los 34 pesticidas detectados no están registrados para su uso en el cultivo del té en la India. Advierte Greenpeace que "el caótico y problemático estado de las regulaciones en la India acerca de las autorizaciones de pesticidas hace extremadamente difícil extraer claras conclusiones, sin embargo, un 68% de los pesticidas detectados no parecen estar registrados para ser usados en el cultivo del té"

Un 59% de las muestras analizadas de té ya envasado y con su marca - 29 de 49-  tenían presencia de al menos un tipo de pesticida (ingrediente activo) por encima de los límites recomendados como "seguros" por la Unión Europea (los Límites Máximos de Residuo). En 18 de las muestras -un 37%- la cantidad de pesticidas superaba un 50% el Límite Máximo de Residuos.

Los autores de la investigación se dedicaron a comprar aleatoriamente en tiendas de grandes capitales indias como Delhi, Bombai, Calcuta y Bangalore entre julio de  2013 y mayo de 2014. Compraron té de 8 de las 11 marcas dominantes en el mercado indio, que es el segundo mayor productor mundial de té y gran exportador.  Entre las marcas analizadas figuran Brooke Bond, Golden Tips, Goodricke, Lipton, Tata Tea, Tetley y Twinings. Compañías como Unilever y Tata representan el 54% del té que hay en el mercado.

Los resultados mostraban, según Greenpeace, "la presencia sistemática de mezclas de múltiples pesticidas, algunos clasificados como alta o moderadamente peligrosos por la Organización Mundial de la Salud, en el té cultivado y vendido en la India así como exportado por compañías líderes como Tetley, Lipton y Twinings".

Las muestras fueron analizadas en un laboratorio europeo en busca de  350 posibles pesticidas. El 94% de las muestras tenían al menos uno de los 34 tipos de pesticidas detectados y 29 muestras -un 54%- tenían una mezcla de 10 pesticidas. Una cosa que llamaba la atención es que el 67% de las muestras dieron positivo para el DDT, a pesar de que desde 1989 no está autorizado para uso agrario (aunque todavía está en uso para controlar enfermedades ligadas a insectos transmisores y puede  aparecer también como contaminante de otros pesticidas). También el monocrotophos, un pesticida organofosforado muy peligroso, fue medido en muchas muestras. El informe dice que es  "un sospechoso mutágeno y neurotóxico hallado en 27 muestras" destacando que "no está aprobado para su uso en el té" y está clasificado como altamente peligroso por la OMS. El endosulfan, un pesticida prohibido, fue medido en 4 muestras.

A pesar de lo llamativo de los hallazgos sus autores no se sorprenden demasiado

Los pesticidas que se detectaron con más frecuencia fueron: thiamethoxam, cypermethrin, acetamiprid, thiacloprid, DDT, deltamethrin, dicofol (-p,p’ isomer only), imidacloprid y monocrotophos, que estaban presentes en cerca de la mitad de las muestras.  Los cuatro en cabeza, en concreto, estaban presentes en estos porcentajes de muestras: thiamethoxam 78%, cypermethrin 73%, acetamiprid 67% y thiacloprid 67%

A pesar de lo llamativo de los hallazgos sus autores no se sorprenden demasiado, ya que se obtuvieron resultados semejantes con un informe anterior sobre el té de China, publicado en 2012.

Los autores del informe se cuestionan también por qué ésas grandes marcas están apoyando todavía un sistema de cultivo de té anclado en el obsoleto esquema del uso de pesticidas sintéticos cuando, y especialmente en lugares como la India, ya se están usando, y con gran éxito, sistemas alternativos de control de plagas, ahorrando dinero a los agricultores y poniéndolos a salvo de la dependencia de unas sustancias químicas tan costosas como ecológicamente destructivas. El camino, que se ha iniciado en el estado indio de Andhra Pradesh, debería extenderse a todo el país, según Greenpeace, por su probada viabilidad económica y ecológica.

El informe es:

TROUBLE BREWING. Pesticide residues in tea samples from India. Greenpeace India. August 2014.

¿Una taza de té con pesticidas? Un informe de Greenpeace revela la alta presencia de...
Comentarios