martes 28/9/21
astrología

La astrología en España, ¿verdad o superstición?

Todos hemos oído de la astrología y de cómo para algunos no es más que charlatanería, estafa, simple diversión, pasatiempo, una religión y falsedad. Sin embargo, en la actualidad, hay mucha gente que está interesada o le causa curiosidad el tema de la Santería, el tarot, la astrología o el curanderismo

astrologria
La astrología en España, ¿verdad o superstición?.

La astrología es el estudio de la influencia que tienen sobre la vida y los acontecimientos humanos, la posición y el movimiento de los cuerpos celestes - WordReference. Es considerada una ciencia oculta y no una ciencia con todas sus características respectivas, pues no tiene ningún carácter explicativo a los fenómenos que estudia.

Su origen resulta ser multicultural, de Babilonia, Egipto, China o la misma cultura Maya. En Occidente la astrología estaba más presente con los signos zodiacales (horóscopos) y la carta astral (gráfico que representa al firmamento al momento del nacimiento de una persona), para saber cómo sería o es la personalidad de la persona concreta. En Oriente, con las conquistas y las alianzas durante los años 300 a.C y el reinado de Alejandro Magno, la astrología de diferentes culturas se mezclaron.

Todos hemos oído de la astrología y de cómo para algunos no es más que charlatanería, estafa, simple diversión, pasatiempo, una religión y falsedad. Sin embargo, en la actualidad, hay mucha gente que está interesada o le causa curiosidad el tema de la Santería, el tarot, la astrología o el curanderismo. La astrología es una alternativa de entender el mundo y de explicar lo que la ciencia no ha podido dar razones. A pesar de su base anti-científica, ya que no se adapta a ninguna explicación empírica y racional, las personas defensoras de esta pseudociencia le dan tanto crédito como a la ciencia en sí.

A pesar de no ser específicamente una ciencia, tiene elementos de ella, ya que implica una constante observación de un suceso real ocurrido, una profunda observación del hecho, metodologías y técnicas de localización por parte de la astrología.

Ahora bien, a pesar de no ser considerada dentro del ámbito científico, no hay que confundirla con una religión ya que no contiene ni un dogma, ni tiene clero, ni templos, pero tiene elementos de una religión ya que nos convence de la conexión que existe entre los ritmos del cosmos y la realidad humana. Por otra parte, tampoco puede ser catalogada como pura superstición ya que esto supondría que se le atribuye una explicación mágica a los fenómenos, procesos, etc.

Dentro de España, la superstición y la astrología tienen mucha influencia. Según la última encuesta de Metroscopia para medir el Pulso Social de España, el 76% de los encuestados dijeron que las actividades relacionadas con la astrología, el tarot, la evidencia, etc. eran inventos, pero con un 20% que les guarda alguna consideración. Un 48% de los españoles creen que los amuletos y los talismanes tienen alguna influencia sobre los acontecimientos que les afectan.

Las creencias varían según el perfil del creyente; las mujeres tienen un nivel mayor de fe que los hombres y los más jóvenes incluso más que los mayores. Los católicos y no creyentes son más escépticos. Según la encuesta sobre Percepción Social de la Ciencia que hace la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (de 2014) en la que se daba puntuación a varios temas con una escala de 1(no es nada científico) a 5 (muy científico), la astrología y los horóscopos obtuvieron una puntuación de 1,6. Asimismo, la petición de astrólogos se han aumentado y plataformas como StarOfService ofrece gran variedad de profesionales para estos fines.

Sin embargo, para el pesar de la astrología, en 1990, 250 astrónomos y astrofísicos suscribieron la declaración que advertía al público contra las predicciones de los astrólogos debido a su carencia de base científica en su ciencia ya que solo servía para impulsar el “crecimiento del irracionalismo y del oscurantismo”. No obstante, 28 años después  el director del Planetario de Pamplona declara que “no ha servido para restar popularidad a esta adivinación”. La astrología murió hace tiempo, pero es un muerto que se conserva bien gracias a su popularidad, admite él astrofísico. Lo considera un fraude porque un astrólogo te hace una carta astral personal con el objetivo de dar una caracterización válida de una persona o para predecir o prever algo que no va a pasar porque es falso, según el propio testimonio del director.

Comentarios