miércoles 03.06.2020
Noruega, Suecia y Dinamarca

Por qué elegir Escandinavia en tus vacaciones

Lejos del sol y playa, más cerca de la aventura. Estas son las claves para visitar Escandinavia, un destino al alza

Dinamarca ofrece unos paisajes inigualables. | ED
Dinamarca ofrece unos paisajes inigualables. | ED

Los países escandinavos son un gran destino vacacional, en los que hay historia, vegetación y una cultura diferente. Son algunos de los alicientes para visitar el norte de Europa. Es habitual aprovechar el verano para visitar Noruega, Suecia y Dinamarca, debido a las frías temperaturas de invierno, (rara vez llegan siquiera a los 0ºC ) que fácilmente oscilan hasta los 15 grados bajo cero. Por otro lado el turismo en invierno tiene un atractivo especial, las ciudades se cubren de nieve.

Por eso Noruega es un destino genial para esquí. Aunque sin duda la mejor época para visitar Escandinavia es durante el mes de junio, sus temperaturas ascienden hasta los 25°C a 30°C, por lo que es muy agradable y hay menor posibilidad de precipitación.
Estos países tienen un nivel de vida notablemente elevado, el sueldo medio ronda los 6.000 euros, lo que hace que resulte un poco caro para sus visitantes. Aún así cada vez más empresas ofrecen grandes ofertas de alojamiento para ahorrar el máximo dinero posible. Hay packs que ofrecen vuelo más hotel por un módico precio, además de dar varias alternativas para visitar de norte a sur la Península. Pero si te gustan los barcos otra opción factible es el crucero " San Peter Lines" , a bordo del `Princesa Anastasia`, recorre las principales ciudades de estos países e incluye una visita a San Petesburgo (Rusia), por un precio bastante asequible. Puedes visitar el conjunto de países o elegir uno concreto.

Por otro lado para los más aventureros se puede recorrer toda la península escandinava en tren, ya que es uno de los destinos más interesantes para visitar durante un interraíl, y es una opción más económica que los vuelos.

La sociedad de los países Escandinavos se caracteriza por una fuerte tradición de igualdad y un sentido de la justicia permanente, uno de los grandes progresos que representa estos países con la baja maternal, tanto el padre como la madre pueden disfrutarla hasta casi un año, cobrando el 80% de su sueldo. Sus idiomas son muy particulares y su moneda es la corona: sueca, danesa o noruega.

Estocolmo, la capital de Suecia, es una de las más bellas de Europa. Está situada en un grupo de islas entre el lago Mälaren y el mar Báltico. Esta ciudad ofrece un precioso casco antiguo formado por sus típicas casitas de colores , podrás visitar el famoso Palacio real y la plaza Stortoget.

Noruega tiene varias localidades muy llamativas, como Oslo o Bergen, se trata de ciudades muy verdes con hermosas montañas, Bergen además es puerta a los majestuosos fiordos noruegos.

Copenhague, nada tiene que envidiar a las anteriores ciudades, rodeada por agua, una forma interesante de visitarla es alquilar una barca y remar por sus canales, además de la parada obligatoria al parque del Tivoli, el castillo Helsingor (el castillo del príncipe de Hamlet), seguido de un paseo por el palacio de Amalienborg, y la clásica visita a la Sirenita. Además al lado de Copenhague esta la localidad independiente de Christiania.

Comentarios