lunes 16.12.2019

La mediación como fórmula de inclusión social en la Semana de la Ciencia y la Innovación

El 11 de noviembre se celebró el Panel Inclusión social, mediación de conflictos y ámbito comunitario: reflexiones desde la ciencia y la experiencia, desarrollado en el marco de la XIX Semana de la Ciencia y la Innovación de Madrid en la Facultad de Trabajo Social
La mediación como fórmula de inclusión social en la Semana de la Ciencia y la Innovación

El acto fue organizado por las profesoras Leticia García Villaluenga, Profesora Titular de Derecho civil, directora del Máster Propio en Mediación y gestión de conflictos de la Universidad Complutense de Madrid (www.ucm.es/mediacion) y Directora del Grupo de Investigación de la UCM, en “Sistemas cooperativos de gestión de conflictos, mediación, negociación y cultura de paz en la sociedad del siglo. XXI” (ADRsXXI) (www.ucm.es/adrsxxi ), así como por la profesora de Trabajo Social, Ana Isabel Corchado, miembro del Grupo ADRsXXI.

La inauguración del evento se llevó a cabo por Aurora Castillo Chafolet, Decana de la Facultad, que felicitó a los participantes por una nueva actividad de apoyo e impulso a la mediación en este marco de divulgación científica y participación.

El panel, que buscó aproximar a los asistentes a la mediación de conflictos en ámbitos comunitarios en el marco del trabajo conjunto entre la universidad y la sociedad civil, se realizó combinando los registros científico y experiencial en un diálogo continuo entre ambos.

Leticia García Villaluenga, que puso el énfasis en la perspectiva histórica de la mediación en las últimas décadas y en la emergencia de la materia. Tras hacer un análisis de los instrumentos internacionales más relevantes en mediación, así como del marco normativo nacional y autonómico de esta institución en España y, refiriéndose también a los escasos resultados que se habían producido en contra de lo esperado, informó sobre el Anteproyecto de Ley de Impulso de la Mediación, de enero de 2019. Con la denominada “obligatoriedad mitigada”, y con otras medidas que contempla dicho Anteproyecto, se pretende, indicó, la implantación definitiva de la mediación como figura “adecuada” y complementaria, más que alternativa, a la vía jurisdiccional, en la resolución extrajudicial de conflictos en los ámbitos civil y mercantil. La mediación, en todo caso, afirmó la ponente, “es una apuesta por la pacificación social y por un abordaje más democrático, de mayor participación ciudadana en la resolución de los conflictos. Una forma de hacer JUSTICIA, con mayúsculas, acorde a la tutela judicial efectiva que garantiza la Constitución española, ya que favorece que los conflictos puedan solucionarse por la vía más idónea, que no siempre son los Tribunales”. La cultura de paz que propugna la mediación hace necesario, dijo, que se amplíe cada vez más a distintos ámbitos, siendo el comunitario uno de los más importantes para generar convivencia y ciudadanía responsable, así como para prevenir la escalada de conflictos sociales.

Juan Pablo Matta, antropólogo social argentino especialista en estudios sociales del conflicto y sus gestiones y director del Grupo de Estudios Socioculturales del Conflicto (GESC), compartió la experiencia de su trabajo, que ha estado orientado a la sistematización y construcción de conocimiento antropológico sobre el conflicto y sus modalidades de gestión buscando potenciar el creciente desarrollo del campo de la mediación en la Argentina. Juan Pablo reflexionó sobre las articulaciones entre Antropología Social y Mediación de Conflictos en el ámbito comunitario. Para ello repasó algunas experiencias académicas y de intervención del Grupo de Estudios Socioculturales del Conflicto (GESC). Particularmente se centró en una experiencia de mediación comunitaria en la ciudad de Olavarría que requirió la colaboración de la universidad con el gobierno local. También hizo referencia al trabajo en red que realizan junto a otros investigadores de la ciudad de Salta y Río de Janeiro con relación al estudio antropológico de la mediación de conflictos. Durante su exposición desarrolló una breve caracterización de lo que denominó “el procesos de afirmación expansión del campo de la mediación de conflictos en la Argentina”. Desde hace algunos años. 

Manuela Mayoral Silva, presidenta de la Federación Red Artemisa y técnica de proyectos de mediación de la Asociación Barró y mediadora intercultural, expuso la naturaleza y características de la Red Artemisa como federación sin ánimo de lucro, integrada por asociaciones sociales que trabajan con personas en riesgo de exclusión social y desarrollando programas de educación, formación e intervención social, tanto a nivel local como estatal. Esta Red lleva a cabo un intenso trabajo social en el campo de la mediación y el trabajo con minorías en la ciudad de Madrid. Acompañando a Manuela Mayoral, participaron también Nazareth Campo Gabarre, coordinadora de proyectos de mediación de la Red y Rut García Escudero, mediadora Intercultural que desempeña su función en los centros de mediación de la Red. En sus exposiciones repasaron los proyectos que la Federación realiza en materia de mediación comunitaria y los seis ejes que desarrollan, como “La equidad de género” eje transversal de su trabajo cotidiano. [Estos ejes aparecen en todas las estrategias de promoción del pueblo gitano tanto nacionales como europeas y son recogidos en el Plan de Inclusión Social de la Población Gitana de la Comunidad de Madrid 2017-2021]. Entre las experiencias compartidas se incluyeron: Proyecto Tradel, orientado a facilitar la obtención del permiso de conducir a población gitana, preferentemente mujeres y a través del cual se empodera a la mujer; Proyecto Minerva, enfocado a la capacitación formativa de inserción laboral en mediación intercultural con población gitana; Proyecto Aracné, que mediante una labor amplia y en red trabaja sobre aspectos como la promoción sanitaria, educativa, laboral, la promoción de la igualdad de género, la convivencia vecinal, la prevención de la violencia de género y la no discriminación favoreciendo la igualdad de trato, mediante el trabajo social de la mediación.

El acto finalizó dando la palabra a los participantes que tuvieron la oportunidad de agradecer a los ponentes sus intervenciones y abrir un debate sobre el importante papel de la mediación comunitaria en la prevención de conflictos y su impacto en la cultura de paz.

La mediación como fórmula de inclusión social en la Semana de la Ciencia y la Innovación
Comentarios