domingo 22/5/22

El anunciado colapso judicial se ha frenado, por el momento

Los pronósticos de un aumento exponencial y descrontrolado de la litigiosidad no se han hecho realidad por la resiliencia del tejido económico y social y las medidas adoptadas para paliar los efectos de la crisis (moratoria concursal, ERTE, etc), pero no se puede descartar el colapso de los juzgados en el futuro

juez justicia fiscal ley 4

Es una de las conclusiones del informe 2021 del Observatorio de la Actividad de la Justicia de la Fundación Wolters Kluwer, que analiza la actividad en los juzgados y el impacto de la pandemia.

Según el análisis del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, Miguel Pasqual de Riquelme, la actual litigiosidad no es tan dramática como se pronosticaba, pero no sería descartable que esos vaticinios acabaran cumpliéndose en un futuro próximo, cuando las medidas de contención adoptadas por los podres públicos decaigan, si la recuperación económica se retrasa más de lo previsto o si la pandemia no evoluciona tan favorablemente como se espera.

El tapón judicial debido a la crisis se ha parado

El dato constatado, sin embargo, es que una vez superado el año 2020 y muy avanzado el 2021 el sistema judicial español "ha parado el golpe".

El magistrado alerta no obstante de que el sistema judicial sigue necesitando una profunda reforma para modernizarse y afrontar la sobrecarga endémica que padece.

A partir de los indicadores judiciales del Consejo General del Poder Judicial, el informe muestra que la litigiosidad se ha cronificado en España y que la conflictividad social se judicializa de forma masiva.

Hay sin embargo grandes diferencias autonómicas al analizar los asuntos que entran en los juzgados por cada 1.000 habitantes, con La Rioja, Navarra, el País Vasco y Extremadura a la cola de la litigiosidad y Canarias, Andalucía, Murcia y Madrid, en cabeza.

El informe elogia las reformas previstas en el plan de Justicia 2030 diseñado por el Ministerio de Justicia, pero lamenta que no se haya buscado previamente el consenso de las principales fuerzas políticas y aboga por un pacto de Estado.

El abogado y economista titulado del Banco de España Juan Mora-Sanguinetti analiza el impacto de la covid-19 en la economía y augura también que la conflictividad aumentará en el futuro en los juzgados.

Este experto recuerda que la justicia y la economía no son compartimentos estancos y resalta que las recesiones suelen derivar en una mayor litigiosidad. España, de hecho, se convirtió en el tercer país con más litigios de la OCDE durante la crisis de 2008 y vio aumentar su tasa de congestión judicial.

Aunque todavía no se observa ese impacto, las tasas de congestión y de pendencia de 2020 han sido ya mayores que las de años precedentes y cabe pensar que la conflictividad aumentará en el futuro, apunta.

"Una justicia más congestionada podría venir unida a un menor crecimiento empresarial, un menor emprendimiento y a impactos para la vida diaria de los ciudadanos, como un mercado de alquiler mermado", alerta Mora-Sanguinetti para reclamar también que se reforme el sistema judicial y se aumenten sus recursos. EFE

 

El anunciado colapso judicial se ha frenado, por el momento
Comentarios