martes 14.07.2020

José María Alonso en el problema catalán la abogacía puede jugar un papel importante

El decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid ha instado a la sociedad civil a recomponer puentes para resolver un problema que no encuentra solución en la vía política

José María ha reivindicado el papel de la abogacía en la resolución del conflicto catalán
José María ha reivindicado el papel de la abogacía en la resolución del conflicto catalán

El decano del Colegio de Abogados de Madrid se ha referido hoy al papel de la abogacía institucional en la resolución del conflicto de Cataluña durante el Foro Justicia celebrado hoy en la sede del ICAM. Tras las intervenciones del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y de la presidenta de la Abogacía Española, Victoria Ortega, y en respuesta a una pregunta de los asistentes, José María Alonso ha expresado su convicción de que la vía de solución del problema pasa necesariamente por la sociedad civil. “Soy de los que opinan que la solución por vía política es muy complicada, las pretensiones que se plantean por los grupos catalanes que están negociando con el Gobierno, como el derecho a la autodeterminación, no tienen encaje en la Constitución, y veo escaso margen para que el Gobierno pueda ceder”.

Por tanto, para el decano madrileño el problema catalán “tiene que ser abordado especialmente desde la sociedad civil, y cada uno en su área, para recomponer los puentes, los lazos de amistad, convencer y ser convencidos y ver cómo juntos podemos ayudar a resolver este tema”, instando a otros colectivos profesionales,  empresarios y sindicatos a participar en este esfuerzo. Asimismo, Alonso ha mostrado su convencimiento de que la abogacía debe y puede jugar un papel importante para ayudar a que este problema encuentre una vía de solución. “En el problema catalán, la abogacía puede jugar un papel tan importante como el que jugó en la transición”, ha afirmado.

En ese sentido, el decano ha destacado la buena sintonía del ICAM con el Colegio de la Abogacía de Barcelona, con quien mantiene una relación “excepcional y permanente”, compartiendo comisiones de trabajo y visitas frecuentes. “Trabajamos juntos bajo unos mismos parámetros”, ha subrayado, mostrando su satisfacción por haber recibido recientemente la medalla de honor del ICAB. También ha recalcado la importante labor que en esta línea se realiza en el seno del Consejo General de la Abogacía Española, con una participación “muy activa” de todos los colegios catalanes.

Comentarios