viernes 30/7/21
TELEVISIÓN

Insultar a una colaboradora de TV en Twitter cuesta 1.000 euros

El padre de una concursante de Gran Hermano comparó a Belén Rodríguez con una hiena

belen
Belén Rodríguez y Sonia Walls

Imágenes de una hiena "abordando por detrás" a otra, con la pregunta "¿Así has conseguido tú ciertos trabajos?", o directamente de una "hiena sanguinaria" en plena acción, comentando el "parecido razonable" con Belén Rodríguez, son algunos de los tuits que recibió la colaboradora de Telecinco con motivo de la emisión de Gran Hermano 14. Ahora, un juez ha dictaminado que esas injurias merecen una sanción de 1.000 euros.

Quien tendrá que pagarlos Ramón Walls, padre de la concursante Sonia Walls, que fue quien envió esos mensajes vía Twitter a la colaboradora, con la intención de contestar a las críticas negativas que, según él, ella hacía de su hija en pantalla.

Belén Rodríguez consideró entonces que esos "tuits" eran objeto de una demanda y ahora la Justicia le ha dado la razón, por lo que ya ha declarado que "espero que este precedente sirva para que ningún compañero tenga que pasar por lo mismo que yo por el hecho de ejercer su trabajo".

La madrileña, también a través de esta red social, ha querido dejar claro a todo el mundo que tengan cuidadito a partir de ahora antes de hacer cualquier comentario porque "ya sabéis que insultar en Twitter cuesta 1000 euros".

Un compañero suyo, Kiko Hernández, que ha defendido siempre a Belén, también se ha sumado a ésta afirmando en su blog que "esperemos que esta sentencia marque un antes y un después en lo permitido en las redes sociales y que, a partir de este momento, puedan ser condenadas las injurias y amenazas vertidas a personajes públicos desde el anonimato que facilitan las redes".

Comentarios