martes 14.07.2020
ESTRENO HOY DE LA 15ª EDICIóN

Los diez abandonos más polémicos de 'Gran Hermano'

Golpes, insultos, engaños y hasta apoyos a ETA han provocado la salida precipitada de concursantes

Carlos, "el Yoyas", fue el primer expulsado por la organización de 'Gran Hermano'.
Carlos, "el Yoyas", fue el primer expulsado por la organización de 'Gran Hermano'.

Desde un presunto maltrato al apoyo incondicional a ETA. Muchas han sido las excusas dadas por la organización de 'Gran Hermano', o por su famoso 'Super', a lo largo de las catorce ediciones celebradas para que alguno de los casi 200 concursantes que han formado parte de su historia no abandonaran la casa de Guadalix de la Sierra después de escuchar lo de "la audiencia ha decidido que debe...".

Lo bueno, o lo malo, según se mire, es que en muchas de las ocasiones estas personas, "lapidadas" públicamente por el programa, han terminado siendo más populares que las que han ganado el concurso.

Que se lo digan si no a Carlos, "El Yoyas", el protagonista de la primera explusión disciplinaria de 'Gran Hermano', que fue invitado a irse tras un presunto maltrato a su pareja y concursante Fayna Bethencourt, con la que terminó casándose. 

Lo malo es que en su caso el arrepentimiento posterior, que le sirvió para formar parte de espacios como 'Crónicas marcianas', no terminó de ser real, ya que en 2012 mostró otra vez su resentimiento cuando, en compañía de una decena de compañeros del espacio, acudió a la presentación del libro 'Diez años en Gran Hermano. Diario de un guionista',  y la montó de nuevo arremetiendo contra la productora del programa, a la que acusó de haberse aprovechado económicamente de los concursantes. En esa ocasión se marchó él solito, sin que se lo dijera nada, después de que la mismísima Mercedes Milá se enfrentara con él.  

Agresiones físicas y verbales

También la Milá fue la encargada de comunicar su expulsión a Flor y Julio 'El Feroz', en la 12ª edición, diciéndoles que "habéis hecho el gilipollas absoluto, porque aquí se entra a jugar, no a engañar". La pareja fue pillada in fraganti pactando una relación amorosa para luego poder ir a visitar diferentes platós cuando salieran de la casa.  

Otros dos que se fueron juntos fueron Chari y Rubén en ‘El Reencuentro’, la edición en la que más salidas hubo por comportamientos no permitidos. Aquí no hubo "presuntos" malos tratos como en el caso del "Yoyas", sino que ambos llegaron a las manos, después de insultarse y gritarse, por culpa de los celos, con Chiqui Martín de por medio. Ella le dio con la toalla en la cara a su novio y él le respondió con una bofetada. 

En ese 'Reencuentro' también salió de manera precipitada Arturo, y también por culpa de los celos. El chico mantenía lo que parecía una buena armonía con Indhira, pero la llegada de Carol hizo que ésta empezara a perder los nervios. El que los perdió por completo fue él, cuando tras una discusión le tiró un vaso de agua encima que la organización catalogó de motivo suficiente como para que hiciera las maletas.

 Solita se marchó también Bea la legionaria, que amenazó a Melania al grito de "sal, que te voy a reventar", algo que no gustó mucho al 'Super'. La chica atacada verbalmente se había limitado a indicarla que sólo sabía hablar de su hijo. 

Mucho antes que ella, en la primera edición, Mónica Ruiz, que había entrado como reserva, no duró mucho después de que una conocida publicación anunciara que había ejercido como chica de alterne, profesión en la que también había trabajado María José Galera, la mujer que le puso "la pierna encima" a Jorge, en esa primera entrega del concurso. 

En la pasada edición también hubo expulsiones disciplinarias, y por partida doble. Por un lado, Danny por pactar con la revista 'Interviú' el desnudo de su novia antes de comenzar el programa y por conceder entrevistas reconociendo que iba a entrar en la casam y por otro a Argy, por decir a sus compañeros que "la última manifestación a la que fui fue a la que pedía que volviera ETA". Pese a ello puede presumir de ser la participante con más seguidores en Twitter de la historia del programa.

Los que debieron salir

Los que no salieron entonces, pese a hacer méritos para ello, fueron los hermanos Montoya, que también dijeron frases tan suculentas como "estás más perdido que Marta del Castillo”. El propio padre de la chica señaló en Twitter: “¿Esto son bromas? Esto es lamentable. Lo gracioso es que los Montoya sigan dentro a pesar de reírse de Marta del Castillo.” Con anterioridad ya habían dicho que preferían estar muertos a ser gays y habían calificado de etarra a la propia Argi.

En la quinta edición, otra que se tuvo que ir incluso antes de que la echara la audiencia (fue la primera expulsada) fue Aída Nízar, sin duda una de las concursantes más polémicas de todas las que han pasado por el programa, que lanzó un vaso de agua a Carla y se peleó casi con todos sus compañeros, a excepción de 'Fresita' Nuria.  

En esa misma entrega, Niki, que había llevado a cabo una reasignación de sexo, no se calló nunca y por ello se peleó también con el resto de participantes. La respuesta de la audiencia fue que el 89% decidió echarle.  

Algo similar ocurrió en la novena edición con Amor, que tras entrar por segunda vez a la casa, y al ver que ya todo el mundo conocía su pasado como hombre, afirmó que todos le caían mal. El público también la echó en la primera oportunidad que tuvo.

Dani El sucio dio espectáculo dentro y fuera de la casa en 2010. En ella se ganó su mala fama por sus comentarios homófonos y racistas, que sólo pareció entender Laura, con la que mantuvo una relación sexual. En el plató, llegó a decir: "Milá, con el debido respeto, ¡chocheas!",  marchándose mientras su pareja le daba un corte de mangas a una presentadora que al final tuvo que llamar a la seguridad de la cadena para que los echaran. 

Eso sí, no todos los "polémicos" han tenido un final infeliz, ya que en la novena edición, Iván, que llegó a discutir y hasta a insultar a la mayoría de sus compañeros (sobre todo a Carlos), se terminó imponiendo y llevándose el premio. Las malas lenguas decían que había sido por el apoyo que desde el principio le dio la mismísima Milá desd el plato.  

Abandonos voluntarios

Esas diez han sido sin duda las salidas más sonadas de 'Gran Hermano' a lo largo de los años, pero también ha habido otras de participantes que, sin expulsión de ningún tipo por medio (ni de la audiencia ni de la organización) decidieron abandonar por su propia voluntad.

Ese fue el caso, por ejemplo, de Nacho Rodríguez, que se marchó de la 13ª edición por una causa tan justificada como el fallecimiento de su padre.

Otros dos que cogieron las de Villadiego antes de tiempo fueron Silvia Casado y Jorge Berrocal, en la primera edición, y ambos por el mismo motivo, el que la audiencia hubiera decidido que se fueran a la calle los que, según ellos, eran sus principales sustentos en la casa. Así, ella se fue tras la partida de Israle, y él tras el adiós de la ya citada María José Galera. 

Claro que si esa edición, como en la sexta, fueron dos los que abandonaron (en aquella Ángel Díaz Barrachina y Sandra Crespo), no fue sin embargo la de mayores fugas voluntarias, ya que en la novena se marcharon antes de tiempo nada menos que cuatro concursantes: las hermanas Maite y Rebeca (por ese orden), David, supuestamente por echar de menos a sus hijas, y Mohamed Dadi, por problemas familiares.  

Comentarios