domingo 29/5/22

La contundente respuesta de un abogado penalista sobre una violación

La intervención se produjo al analizar en un programa matinal de televisión la condena por abuso sexual al delantero Santi Mina

El abogado Juan Gonzalo Espina
El abogado Juan Gonzalo Espina

Era el 4 de mayo cuando la tertulia del matinal La Hora de la 1, en su habitual mesa de análisis, trataba la condena por abuso sexual al futbolista Santi Mina, siendo el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, considerado uno de los mejores abogados penalistas de España por sus casos de éxito en 2022, quien se mostró con una contundencia inusitada en los platós de televisión, dejando sin palabras a los contertulianos: “que una mujer vaya a tu casa no es un indicio de que quiera mantener sexo”, afirmación que expuso ante un pico de audiencia de 234.000 espectadores, un 7,7% de cuota de pantalla, y que generó un amplio debate en las redes sociales.

LA CONDENA AL DELANTERO

El delantero Santi Mina, condenado a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual a una mujer en 2017, ya no figura como jugador del primer equipo del Celta en la página web oficial del club, mientras la entidad sigue buscando la manera legal de romper el contrato que une a ambas partes hasta el 30 de junio de 2024, después de abrirle un expediente disciplinario tras conocer la sentencia de la Audiencia Provincial de Almería.

LOS HECHOS OCURRIDOS EL 16 DE JUNIO DE 2017

Todo ocurrió en la madrugada del 16 de junio de 2017, sobre las 04:30 horas. Santi Mina, que por entonces jugada en el Valencia CF, entró en su furgoneta, que estaba aparcada cerca de la discoteca Mandala de Mojácar. En el vehículo viajaban (y pernoctaban) tres amigos y uno de ellos, Goldar, estaba manteniendo relaciones sexuales con la víctima. 

En ese momento, Santi Mina, vistiendo "únicamente calzoncillos" y con "ánimo libidinoso", se dirigió a la chica, y le dijo: "Mira, chica, tú me gustas mucho y creo que deberíamos hacer algo". Ella se negó y le preguntó a Goldar si "lo habían planeado". Tras ignorar la propuesta, el jugador introdujo sin consentimiento su pene desnudo y erecto en su boca sin preguntar.

La víctima reaccionó y le empujó, pero el futbolista la tiró hacia atrás en la cama y le introdujo los dedos de la mano derecha en la vagina. Posteriormente la joven se marchó en gran estado de ansiedad, según el relato de los hechos que se puede leer en la sentencia.

 

DIFERENCIA ENTRE AGRESIÓN SEXUAL Y ABUSO SEXUAL

Aunque no en pocas ocasiones se confunden, o se utilicen indistintamente, los conceptos de violación, abuso sexual y agresión sexual, tienen significados diferentes a nivel jurídico, siendo la característica común de los tres delitos que nunca existe consentimiento por parte de la víctima para realizar el acto o la relación sexual en cuestión. Es decir, es un acto no consentido, como quedó demostrado en una sentencia emitida el 10 de noviembre de 2021 por la Sección 7º de la Audiencia Provincial de Madrid, en donde los Magistrados: Ana Mercedes del Molino, Jacobo Vigil y Juan Bautista Delgado condenaban a seis años y medio de cárcel a un hombre por violar a la novia de un amigo, a quien invitó a ir a su domicilio a una falsa fiesta tras coincidir en un bar usando la fuerza y amedrentándola con un cuchillo para forzar relaciones sexuales con ella. Un caso donde Ospina, a pesar de contar solamente con el testimonio de la víctima como única prueba directa, logró reunir todos los requisitos que jurisprudencialmente se exigen para considerarla como válida a efectos de desvirtuar la presunción de inocencia del acusado y ser condenado como autor de un delito de agresión sexual.

Para aclarar el peso de esta sentencia, si los pusiéramos en una escala de gravedad a nivel legal, el abuso sexual es el menos grave, seguido por la agresión sexual, que es más grave, y por la violación, que es el delito más grave de todos (siendo en realidad un agravante de la agresión sexual).

Pero, ¿cuáles son esas diferencias entre delitos? La principal diferencia entre abuso sexual y agresión sexual es que en la agresión sexual existe violencia o intimidación por parte del agresor hacia su víctima, mientras que en el abuso sexual no existe violencia o intimidación, aunque tampoco existe consentimiento por parte de la víctima. Por otro lado, en la violación sí existe violencia o intimidación (ya que, como hemos dicho anteriormente, es un tipo de agresión sexual).

En estas diferenciaciones es necesario hacer referencia a la presencia o no de penetración (vaginal, bucal o anal). En el caso de la violación, sí existe penetración en cualquiera de sus formas, mediante miembros del propio cuerpo o mediante objetos. En el caso del abuso sexual, no tiene por qué existir penetración; pueden producirse “únicamente” tocamientos, masturbaciones, sexo oral, etc. (el abusador comete estas acciones o induce a la víctima a cometerlas, sin su consentimiento). Finalmente, en el caso de la agresión sexual, también puede existir penetración.

Y por último evidentemente las penas de cárcel o multas también son diferentes, llegando en los casos que existen agravantes (violación), entre los 6 y los 12 años de prisión.

OSPINA ABOGADOS: UN DESPACHO PENALISTA DIFERENTE

Reconocidos por sus clientes, el equipo jurídico que forma Ospina Abogados alberga matices con respecto al concepto de abogacía que tenemos en general, dándole mucho valor a su labor docente y mediática, ya que tanto Juan Gonzalo Ospina como la abogada penalista Beatriz Uriarte, socia del despacho y experta en violencia de género y delitos sexuales, compaginan su actividad letrada con la impartición de clases en diferentes universidades de Madrid y la aparición como expertos en los principales programas de la parrilla televisiva.

Pero si algo les ha popularizado referente a casos de delitos sexuales, es el empoderamiento que hacen desde el despacho hacia los derechos de la mujer, defendiendo jurídicamente a las víctimas acuñando el “no es no”, y la convicción de que “únicamente defendemos a los acusados si creemos en su inocencia”, una afirmación que podemos corroborar en base a sus casos de éxito publicados en la prensa.

La contundente respuesta de un abogado penalista sobre una violación
Comentarios