lunes 20/9/21

Transformación digital para arquitectos

La tecnología avanza con mucha fuerza en diversas áreas, incidiendo de muchas maneras en casi todo lo que el hombre hace
arquitectos

En el diseño arquitectónico y en la construcción también está teniendo un gran impacto y transformando sustancialmente las formas de hacer las cosas, por eso un profesional en esa área que no lleve el ritmo de estos cambios, lamentablemente se quedará en el pasado y no podrá afrontar el presente.

El campo del diseño arquitectónico y de la construcción ha avanzado a grandes pasos en los últimos tiempos, evolucionando desde aquellos planos hechos a mano por especialistas en el área, hasta los más avanzados modelos 3D actuales, generados gracias a los avances digitales que muestran edificaciones completas en todos sus aspectos.

El arquitecto formado hace 10 años no es el mismo de hoy, los cambios tecnológicos son muy marcados y van en progreso permanente cada día. Por tal razón el profesional de la arquitectura debe ir al mismo paso que los avances imponen, porque si no se queda rezagado y en minusvalía frente a quienes sí toman el camino de la permanente modernización y la actualización continua.

La transformación digital para arquitectos ya no es una opción, es una necesidad de todo profesional que trabaje en el área. Es una oportunidad que toda empresa de la construcción debe aprovechar para adaptarse al presente, es hora de evolucionar hacia la construcción 4.0 y todas las ventajas y los beneficios que ello puede traer.

La falta de digitalización en algunas constructoras ha hecho que el sector se vuelva ineficiente en varios aspectos, por ejemplo, cuando los proyectos se realizan entre diversos canales de comunicación, de forma que la productividad baja sustancialmente.

Pero para desarrollar los cambios que necesita el sector no basta con solo implementar nuevos software de Modelado de Información de Construcción (BIM, por sus siglas en inglés de Building Information Modeling), inteligencia artificial, Big Data y demás nuevas tecnologías aplicadas. Se debe empezar a hacer cambios en cuanto a la forma tradicional de trabajar y romper paradigmas para avanzar con lo nuevo.

Es cambiar la manera de pensar y eso puede ser un obstáculo para algunos profesionales que están clavados en el pasado y les cuesta adaptarse a las nuevas tecnologías, pero necesariamente deben hacerlo.

Por qué la transformación digital

Cuando se cuenta con un sistema digital centralizado, el trabajo y la comunicación se hacen más sencillos, se puede mejorar la productividad y eficiencia, crear modelos replicables, realizar proyectos más sostenibles, determinar la cantidad exacta de materiales que se necesitan y saber cuáles sobran, para reducir su consumo y reciclar, y muchas cosas más que irán en beneficio de la empresa.

En cambio, si no se realiza una transformación digital efectiva, se corre el riesgo de:

  • Tener una comunicación deficiente, con sus consecuentes retrasos en las obras.
  • Desperdicio de recursos y sobrecostes por modificaciones.
  • Nula visibilidad global del proyecto y la planificación.
  • Dificultades para recopilar datos y documentarlos.

 

Para evitar estos inconvenientes, es necesaria la utilización de herramientas digitales que permitan una colaboración continua entre los responsables y participantes del proyecto en tiempo real, y que contribuyan a tener una visión general de todo lo que se hace de manera simultánea.

Con la digitalización se adquieren nuevas herramientas que ayudan al arquitecto a aprovechar tendencias futuras que ya están empezando a ser parte del presente, como las construcciones ecológicas y las ciudades inteligentes, y a la vez, se pueden obtener nuevas fuentes de ingresos, para contribuir a la edificación de infraestructuras más sostenibles.

Los arquitectos y diseñadores pueden ser promotores de estos cambios con la implementación de nuevas tecnologías. La transformación digital supone posibilidades reales de mejora e innovación en los diseños, además de ahorro en tiempo y recursos.

Pero la digitalización no es solo un cambio tecnológico, hay que abordar cada uno de sus ejes, procesos, personas y tecnologías, para lo cual hay que diseñar planes estratégicos que ayuden a alcanzar esos objetivos.

¿Cómo impulsarla en el sector de la construcción?

La efectiva gestión de procesos con el uso de herramientas digitales siempre va a impulsar la productividad, mejorará la eficiencia, reducirá costes y permitirá optimizar las prestaciones y los servicios, pero para lograr esa meta hay que definir un plan, y más cuando se inicia desde cero.

Algunos pasos del proceso son los siguientes:

Identificar los problemas de la empresa: esto incluye demoras en la toma de decisiones, formatos desactualizados, falta de documentación, mala gestión de materiales, escasa visibilidad del proyecto para todos los involucrados y demás puntos que se puedan detectar.

Identificar procesos digitalizables: todo lo que se pueda convertir en un código binario y trabajarse con una herramienta digital, debe transformarse en programas de gestión. Hay que hacer un diagnóstico a conciencia, porque en el sector de la construcción no todo se puede digitalizar.

Áreas como comunicación, gestión de tareas o de personal, planificación de proyectos, administración de documentos, cargas de tareas y trabajo, recursos compartidos, y gestión de agendas, entre otras actividades, sí se pueden digitalizar, con las consecuentes ventajas y beneficios.

Impulsar los cambios: una vez realizado el diagnóstico e identificadas las áreas digitalizables, hay que incorporar y formar a todo el equipo humano en las nuevas competencias digitales, para que entiendan su valor e implementen los cambios correctamente.

Para que esto ocurra de manera efectiva, se debe tener claro hacia dónde se va, la razón por la que se produce la transformación digital, y cómo y con qué recursos se van a impulsar los cambios. Solo así se podrá contar con un personal sumado al plan de acción.

Elegir la tecnología: lograda la fase de concienciación colectiva, se debe avanzar hacia la elección de la tecnología a utilizar y su implementación.

En esta etapa el apoyo de una buena empresa de asesoría en herramientas tecnológicas puede ser de gran ayuda para seleccionar los sistemas más adecuados para el tipo de empresa constructora en cuestión.

Con las nuevas tecnologías en funcionamiento, los cambios no se harán esperar y en menos tiempo del esperado, los resultados positivos comenzarán a notarse para bien de los arquitectos, empresa, clientes y todos quienes estén vinculados con el sector.

Comentarios