viernes 03.07.2020

Villarejo: "Jamás declararé contra la Corona"

El ex-comisario José Villarejo ha afirmado en un comunicado que "jamás" declarará en contra de la Corona "ni en la Audiencia Nacional" ni en "donde los podemitas y sus fiscales afines estén actuando"

Villarejo: "Jamás declararé contra la Corona"

En el escrito, al que hemos tenido acceso, Villarejo cuestiona que en su causa hayan trascendido asuntos sobre la "cloaca" del PP y no de otros partidos y denuncia una campaña orquestada contra la monarquía impulsada por dirigentes "faltos de talla y de escrúpulos" y aprovechando "la deriva desgraciada producida por el coronavirus".

Villarejo afirma haber sido víctima de chantajes desde julio de 2018 para habar de Juan Carlos I a cambio de su libertad, pero añade que jamás declarará contra el rey emérito "ni en la Audiencia Nacional, ni en Suiza, ni en el Reino Unido -en referencia a investigaciones abiertas sobre cuentas bancarias vinculadas a don Juan Carlos-, ni donde los podemitas y sus fiscales afines estén actuando".

El excomisario acusa al exdirector general del CNI Félix Sanz Roldán de haber ocasionado con su "torpeza" "un daño reputacional incalculable" a la Corona.

De lo que sí dice querer declarar voluntariamente es "de todo el material" que le fue intervenido "antes de que se destruya y elimine", ya que, asegura, "todo lo que no interesa que salga se dice que está encriptado".

Villarejo cuestiona que solo se hayan abierto causas contra la "cloaca" del PP, como la operación Kitchen.

"Y contra las demás 'cloacas' por qué no", se pregunta en su escrito al recordar que el vicepresidente Pablo Iglesias fue citado como perjudicado en esta causa en pleno proceso electoral por un pendrive que ya estaba desencriptado y que tenía la Policía desde su detención en 2017.

También acusa al juez de la Audiencia Nacional que instruye su causa, Manuel García Castellón, de reunirse de forma "extrajudicial" con agentes de inteligencia, políticos y periodistas y asegura que en prisión le están sometiendo a situaciones de estrés.

Denuncia además que, pese a encontrarse en prisión preventiva desde hace 29 meses, lleva 26 días confinado las 24 horas en una celda de 10 metros cuadrados debido a la aparición de un "gran contagio" por coronavirus en el módulo en el que habita en la prisión de Estremera (Madrid).

Sobre esta cuestión deberá resolver la Sala de lo Penal, tras la negativa del juez de no dejarle salir de la cárcel mientras dure la alarma sanitaria. 

Comentarios