sábado 31/7/21

Cuatro personas han muerto ya en Ceuta desde la crisis migratoria de mayo

Cuatro personas han sido localizadas sin vida en el mar en las aguas próximas a Ceuta como consecuencia de la crisis migratoria que se inició el 17 de mayo y que continuó al día siguiente con la entrada de miles de ciudadanos a través del espigón fronterizo del Tarajal

playa mar

Según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil y de la Delegación del Gobierno, el primer cuerpo sin vida se localizó en la misma tarde del 17 de mayo, coincidiendo con la primera jornada de la crisis.

Un marroquí, de 19 años, fallecía a última hora de la tarde al intentar entrar en Ceuta a nado, a pesar de los esfuerzos de la Guardia Civil y de la Cruz Roja para reanimarlo en la misma orilla de la playa del Tarajal, donde fue recogido el joven.

El fallecimiento se produjo en la misma playa del Tarajal, cuando los agentes del instituto armado comprobaron la presencia de una persona que acababa de llegar a la orilla.

Tan sólo tres días después, el 20 de mayo, la Guardia Civil localizaba sobre las 17.45 horas el cuerpo sin vida de una persona flotando en las inmediaciones de la playa del Tarajal, un menor de 16 años.

El cadáver fue recuperado muy cerca de la orilla, a donde había sido arrastrado por las corrientes de la zona.

El 22 de mayo se producía el tercer fallecimiento al morir en el interior del puerto de Ceuta otro joven de unos 20 años que se precipitaba al vacío desde una altura aproximada de unos diez metros.

El joven, que unos momentos antes se había grabado un vídeo dando las gracias por estar en el territorio nacional, falleció en el hospital debido a la gravedad de las heridas que presentaba, sobre todo en la cabeza, tras haber sufrido un fuerte traumatismo craneal producido contra el suelo.

El cuarto cadáver es el que se ha localizado hoy.

Según ha informado a Efe un portavoz del instituto armado, el hallazgo se ha producido sobre las 17,00 horas de hoy cuando la patrullera de la Guardia Civil advirtieron la presencia del cuerpo de una persona flotando cerca de la almadrabeta, en las inmediaciones de la costa de Juan XXIII.

Los primeros datos apuntan a que el joven falleció por asfixia por inmersión, presuntamente cuando intentaba entrar a nado en la ciudad.

Los tres primeros fallecidos fueron enterrados en los días posteriores en el cementerio musulmán de Sidi Embarek. EFE

Comentarios